La Secretaría de Salud de Oaxaca anunció que alrededor de 41 personas resultaron intoxicadas por consumir alimentos en aparente mal estado en un restaurante de la capital oaxaqueña; informa MILENIO.

Ante el incidente se desplegó un operativo con personal especializado de la Unidad de Inteligencia para Emergencias en Salud (UIES) que montó un cerco sanitario en el local comercial para evitar la propagación del brote, que fue reportado como controlado.

Sin embargo, se iniciaron los protocolos de atención inmediata de los pacientes, que sufrieron de problemas gastrointestinales por el consumo de los platillos y bebidas en el lugar y se advirtió que un grupo fue trasladado a unidades médicas de atención inmediata y otros más se encuentran en sus domicilio, bajo supervisión médica, donde su estado general de salud se reporta como estable.

Además, se realizaron análisis de laboratorios con tomas de muestras a los alimentos y bebidas que se acopiaron en el sitio y que aparentemente se suministraron a los clientes afectados, para establecer una investigación a fondo e identificar las razones y causas por las cuales estos, estaban en condiciones higiénicas no aptas para el consumo humano.

Se anunció que una vez concluida las indagatorias correspondientes, se aplicarán las sanciones, incluso, se notificará al ayuntamiento de la capital para que se proceda y en su caso se clausure el establecimiento comercial donde ocurrió el percance.

El director de Regularización y Fomento Sanitario de la Secretaría de Salud Estatal Abelardo Ramírez, precisó que de llegar a configurarse irregularidades y anomalías en los alimentos derivado de los análisis clínicos se actuarán con firmeza y se procederá a la multa correspondiente o en su defecto a la suspensión del servicio, temporal o definitiva del restaurante donde se reportó la intoxicación de las personas, considerando su reapertura sólo cuando se haya eliminado todos los factores de riesgo y se posea un sistema de control de calidad, que garantice la inocuidad de los alimentos que se comercializan y suministran.

Imagen portada: Ariana Pérez | MILENIO