Durante el año 2022, y con corte a la semana 30, los casos de desnutrición en Nuevo León van al alza en comparación con lo registrado en el 2021. Siendo la desnutrición moderada la que presenta el mayor incremento con 44.28 por ciento más de casos este año que en el año previo; informa MILENIO.

De acuerdo con el Boletín Epidemiológico de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud a nivel federal, en conjunto los tres tipos de desnutrición que aparecen en las estadísticas superaron los 700 casos, al llegar a la semana 30 a 701.

Mientras que en el año 2021 en ese lapso de semanas sumaban en el estado 605 casos totales de desnutrición. Es decir que en el conjunto de la desnutrición leve, moderada y severa se tiene un incremento este año de 15.86 por ciento respecto al año previo.

Según la fuente oficial, el aumento más considerable se reporta en la desnutrición moderada, al pasar de 70 casos en el año 2021 a 101 en el año 2022, para un alza de 44.28 por ciento.

Aparece después la desnutrición severa con un aumento de 12.76 por ciento, al pasar de 47 a 53 casos en el comparativo. En tanto que a la semana 30 del 2021 en el estado se tenían 488 casos de desnutrición leve, por 547 que suman en el 2022, lo que representa un alza de 12.09 por ciento.

En cuanto al género, solo en la desnutrición severa se registraron más casos en hombres que en mujeres, con una relación de 30 y 23, respectivamente. Con base a los datos del boletín, en la desnutrición moderada hubo 44 casos en personas del sexo masculino y 57 en las del femenino. Y en la desnutrición leve un total de 261 casos en hombres y 286 en mujeres; reportó MILENIO.

Sin embargo, en el 2018 se reportaban en la entidad más casos de desnutrición leve y severa que ahora. En forma cronológica, los casos de desnutrición moderada pasaron de 97 en el 2018 a 85 en el 2019, a 46 en el 2020, a 70 en el 2021 y a 101 en el 2022, a la citada semana.

Por su parte la desnutrición severa tuvo 61 casos en el 2018, bajó a 46 en el 2019, y a 35 en el 2020, para luego subir a 47 en el 2021 y a 53 en el 2022. Mientras que la desnutrición leve pasó de 881 casos a la semana 30 del año 2018 a 747 en el 2019, a 312 en el 2020, a 488 en el 2021 y a 547 en el 2022.

Piden más cultura de la prevención

La educación es el punto fundamental para que se impulse el llevar estilos de vida saludables, destacó Elizabeth Díaz Bautista, directora ejecutiva de la Alianza Latinoamericana de Nutrición Responsable (Alanur).

Por lo que la titular reiteró que el principal factor para poder incidir en un cambio de cultura respecto a la relación con los alimentos debe partir de hacer a un lado los mitos y considerar a la prevención como la pieza clave para estar sanos física y emocionalmente.

“La nutrición no solamente involucra que tú te alimentes correctamente, sino involucra que tengas hábitos saludables y también que te relaciones acertadamente con el personal de salud que te puede dar información adecuada para ello, y estamos hablando de nutriólogos y médicos”, enfatizó.

En México, aseguró, existen 2.4 nutriólogos y médicos por cada mil habitantes, sin embargo, la frase mexicana “estoy sano y no necesito de ellos” provoca que no se acuda a ellos con la frecuencia necesaria; comunicó MILENIO.

Por ello, declaró la especialista, es básico que desde la escuela y la familia se inicie con este fomento a ver a los profesionales de la materia sin miedo alguno, sino al contrario.

“Algo que debemos impulsar es la cultura de la prevención, la salud no solo significa sentirnos bien, la salud desde un punto de vista holístico integra el que te sientas bien física y emocionalmente.

“Entonces nuestra sugerencia es que debiéramos estar fomentando desde las escuelas y desde la sociedad el no tener miedo el acercarnos a los profesionales de la salud”, precisó.

La idea principal que buscan impulsar es que las poblaciones aprendan a consumir alimentos, y a relacionarse con ellos.