Liz Truss de 46 años es abiertamente presentada por sus seguidores como la nueva Thatcher, la nueva Dama de Hierro.

Así, la ministra de Exteriores, es la nueva líder del Partido Conservador y se convertirá por tanto en primera ministra del Reino Unido.

Esto, tras imponerse en las elecciones primarias de los «tories» al extitular de Economía Rishi Sunak.

Además, Truss sustituirá este martes a Boris Johnson al frente del Ejecutivo, una vez que sea recibida por la reina Isabel II en el castillo de Balmoral en Escocia.

Apoyada en el ala “libertaria” de su partido, Truss defiende un programa thatcheriano de economía de mercado libre con bajos impuestos y un Estado pequeño.

Asimismo fundó el Free Enterprise Group of Conservative MPs, una colección de parlamentarios a favor del libre mercado que abogan por una economía más empresarial y menos leyes laborales.

Por otra parte, en cuanto a política interior, Liz Truss apoya con entusiasmo el controvertido programa de deportación de inmigrantes ilegales a Ruanda.

Se trata de un proyecto tachado de inhumano por el Príncipe Carlos, y duramente criticado por organizaciones de derechos humanos.

Sin embargo, bajo el mando de Truss, el Gobierno británico ampliaría el programa para transportar forzosamente a los inmigrantes a otros países, como por ejemplo Turquía.

Por otra parte es conocido que Truss tiene una postura de política exterior de línea dura hacia China y Rusia y ha pedido a Gran Bretaña que reduzca la dependencia económica de ambos países.

Además, de cara a las relaciones internacionales, Truss quiere aumentar la influencia del G7.

Y es que según la ministra, el grupo debería ser «una especie de OTAN económica» que proteja a sus miembros de la presión de China.

Asimismo, recuperará el papel que tuvo durante las negociaciones del Protocolo de Irlanda del Norte, para recalibrar el vínculo entre Reino Unido y la Unión Europea.

Cabe destacar que Truss es la ministra más antigua del gobierno, tras ser nombrada por David Cameron como secretaria del gabinete en 2014.

Además, fue diputada por el suroeste de Suffolk, que entró en el Parlamento como parte de la nueva ola conservadora hace 11 años.

Seguidamente se indica que ha sido secretaria de Medio Ambiente, ministra de Justicia. Tras arrepentirse de estar contra el Brexit ocupó la cartera de Comercio Internacional.

Posteriormente, fue nombrada Ministra de asuntos exteriores tras la caótica evacuación de Afganistán.

Finalmente los portales destacan que Truss es hija de unos profesores universitarios y militantes antinucleares a quienes les dio un enorme disgusto cuando a los 21 se afilió al Partido Conservador.

Así, desde entonces, nunca ocultó que su ambición es llegar a ser Primer Ministra y dejar una marca thatcheriana.

Incluso se indica que estuvo en campaña informal desde al menos hace tres años.