Por José Jaime Ruiz

@ruizjosejaime

@lostubosmty

¡Ay Mariana, Marianita! Empezaste siendo un pilar fundamental en la campaña para que Samuel García llegase a ser gobernador. Ahora te has convertido en un lastre político, en un estorbo. Tu más reciente desliz puede llevar a acciones penales. Dentro de tu palaciega gestión al frente de Amar a Nuevo León y, concretamente, en el DIF Capullos hay dos errores que, pretendiendo ser vicegobernadora, por su impunidad, has cometido.

Primero, invisibilizar las indagatorias de la muerte del muchacho en el DIF de la Colonia Fabriles. En una nota del periódico español El País, se destaca: “La repentina muerte e inmediata cremación del cuerpo de Ángel Manuel Moreno, un adolescente de 14 años que falleció en un albergue del DIF en Monterrey, en el Estado de Nuevo León, ha despertado una ola de sospechas de violencia infantil que el Gobierno rechaza. Entre otras irregularidades, las autoridades tardaron nueve días en informar del suceso, luego de que fue expuesto por medios locales. El sigilo en el manejo del caso ha provocado cuestionamientos por parte de organizaciones civiles, y contrasta con la sobreexposición de menores en redes sociales por la que, la administración actual, ha sido previamente señalada.

“Ángel Manuel Moreno murió por ‘causas naturales’ después de sufrir un choque séptico, de acuerdo con el DIF de Nuevo León. Un médico externo acudió la madrugada del pasado 9 de febrero al albergue Fabriles, en la zona centro de Monterrey, para certificar el deceso, según explica la dependencia en un comunicado.

“Tanto el servicio médico de emergencias, como el médico externo dan fe de que el menor falleció de muerte natural, sin presentar ningún signo de violencia”, remarca.

Lo tuyo, Mariana, es ocultar investigaciones. Tu otro error, conculcar los derechos infantiles de Emilio, un bebé al que convertiste en mascota de ocasión al secuestrarlo de Capullos para exhibirlo en tus redes sociales ya sea en tu casa o en el estadio del equipo de futbol Tigres.

Las once varas son lo tuyo, ahora la Comisión Estatal de Derechos Humanos presentó una denuncia penal para que se investiguen tus palabras, porque afirmaste que en el sexenio pasado se cometían atrocidades y hasta se vendían niños. Tu impunidad no puede ser tanta. Es preciso que la comisión de derechos humanos nacional, cuya titular es Rosario Piedra Ibarra, tome las indagatorias para esclarecer tu terrible denuncia, Mariana. Sólo así sabremos si hay verdad en tus palabras o te pasaste de lengua larga.