En Agua y Drenaje le señalaron que se podía hacer un convenio, pero también debe pagar una cantidad para que le digan cómo serían las mensualidades.

Un matrimonio del municipio de Guadalupe, Nuevo León, vive momentos de angustia y preocupación, y es que desde el año pasado, Agua y Drenaje busca cobrarles más de 20 mil pesos por un recibo de agua; reportó MILENIO.

Desde hace 30 años, José y su esposa María, viven en la colonia Los Independientes, y nunca antes les habían cobrado tanto por el suministro.

En mayo de 2022, en plena crisis de escasez, les llegó un recibo por más de 22 mil pesos, cuando el anterior apenas alcanzaba los 300, y desde entonces la deuda ha aumentado.

«Desde el mes de junio que me llegó un recibo del agua demasiado cargado, de un solo mes me vinieron 22 mil 800 pesos, entonces ahí se fue incrementando… fui a Agua y Drenaje a checar y me dijeron que eso era lo que yo había consumido, les lleve todos mis recibos anteriores que todos eran de 200 o 300 pesos y ellos mandaron a los pocos días a que vinieron a checar mi medidor y me decían que ‘estaba bien, que eso era lo que yo había consumido'», dijo María Teresa Martinez.

Los afectados señalaron que el personal de la paraestatal acudió a revisar su domicilio, pero no hubo fugas detectadas, y le dijeron que tenía que pagar.

«Y me dicen que tengo que liquidar todo o hacer un convenio, sí, pero para hacer el convenio necesito pagar 5 mil pesos para que luego ya ellos me digan cuál es la cantidad y en cuantas mensualidades me lo van a dejar, pero se me hace ilógico que tenga que pagar algo que yo no he consumido, ahora, fue en la época en la que realmente nos cortaban el agua, estábamos sin agua, entonces, por qué quieren que pague y aquí tengo mis comprobantes», señaló.

El último recibo fue por 24 mil 419 pesos, y en dónde además se le advierte al usuario que si no paga le cortarán el suministro.

El matrimonio afectado consideró injusto que tengan que pagar por un servicio que no consumieron, además de que no cuentan con los recursos para hacerlo.

Ante su situación, pidieron empatía a las autoridades y ayuda para resolver el problema.

Imagen portada: MILENIO