Los representantes de Xóchitl Gálvez, Claudia Sheinbaum y Jorge Álvarez Máynez enlistaron sus quejas y peticiones concretas para el segundo debate presidencial, como regular la moderación activa y que ninguna consejería vuelva a colarse en el set, y exigieron acuerdos por escrito y firmados por todos, para evitar reparto de culpas y acusaciones; informó MILENIO.

MILENIO confirmó que en la reunión privada de esta tarde con la Comisión Temporal de Debates, los representantes de las candidaturas presidenciales mostraron su molestia por las fallas en el primer debate y aquellas cuestiones de las que se les culparon, cuando nunca se acordó ni estaban enterados.

Max Cortázar de PAN, PRI y PRD; Iván Escalante de Morena, PT y PVEM, y Juan Ignacio Zavala de Movimiento Ciudadano coincidieron en la mayoría de las peticiones, la principal, el regular la moderación activa para que los periodistas seleccionados no puedan hacer preguntas adicionales a las que se acuerden en la escaleta y las de la ciudadanía que sólo deben leer.

A pesar de que la moderación activa es la bandera de estos debates y la innovación desde 2018, todos coincidieron en que no debe haber preguntas directas a cada candidatura ni plantear contextos que parezcan posicionamientos sesgados hacia alguna candidatura o propuesta de gobierno.

La consejera presidenta Guadalupe Taddei se sumó a la reunión, en donde el representante de la candidata presidencial de la oposición Xóchitl Gálvez, Max Cortázar le reiteró de frente, que no estuvieron de acuerdo en que se colara junto con otras tres consejerías al set del debate presidencial pues había un acuerdo previo de que nadie entraría, que distrajeron a su candidata.

Y después de que Taddei advirtió que se mantendrá dentro de los siguientes debates, Max Cortázar le dejó claro que no están de acuerdo pues distraen a las candidatas. A lo que la consejera presidenta no respondió y se limitó a anotar la petición.

La principal exigencia es sobre la bolsa de tiempo. El formato del INE prevé arrancar cada uno de los cuatro segmentos de los temas. El primero será sobre política social; el segundo inseguridad y crimen organizado; el tercero migración y política exterior, y el último democracia, pluralismo y división de poderes.

Cada uno arrancaría con una pregunta y se incluirán las de la ciudadanía que se transmitirá en video, sin embargo, los representantes de los equipos de campañas presidenciales pidieron que le tiempo libre de cinco minutos sea el arranque, para que cada candidatura pueda exponer sus propuestas sobre el tema y replicar las ideas de los demás. Y al final, el tiempo restante sea para contestar la pregunta de la ciudadanía.

Acusaron desorganización para los ensayos, como que el sábado previo al debate, a las 12:45 horas, en un chat grupal, el encargado de despacho de comunicación social Iván Flores los invitó de último momento a un ensayo con la periodista Denise Maerker y Manuel López San Martín, advirtiéndoles que concluía a las 14:00 horas, por lo que nadie pudo asistir.

Uno de los acuerdos es que se de al menos un ensayo de los equipos con la moderación, más ensayos con el equipo técnico y ajustes en el staff.

Pidieron que se incluyan monitores frente a las tres candidaturas para que puedan observar cómo se ven al aire y tengan manejo de lo que están presentando, para garantizar que los carteles se vean correctamente y que podría ayudar incluso, en casos como el de Xóchitl Gálvez que mostró la bandera al revés.

Pidieron que el set sea de colores neutros sin algunos que puedan identificarse más con alguna candidatura, pues Morena acusó que los colores morados y amarillos que se usaron en su mayoría, simulan los colores de la coalición de la oposición. Incluso minimizaron si aparecen o no las representaciones prehispánicas de la Secretaría de Cultura.

También solicitaron cambios en el manejo de cámaras, para evitar las tomas del primer debate en los que una grúa pasaba por detrás o enfocaba a candidaturas tomando agua o acomodando sus documentos de apoyo.

Las integrantes de la Comisión Temporal de Debates plantearon analizar estas peticiones y concretarlo este martes en una nueva reunión, previo a la sesión pública de esta comisión, pero la consejera presidenta Guadalupe Taddei insistió en que sí se podrían atender todas las peticiones, a pesar de lo que ya está acordado.

Imagen portada: Cuartoscuro