Noticias en Monterrey

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Por Francisco Tijerina Elguezabal

“La astucia puede tener vestidos, pero a la verdad le gusta ir desnuda.” // Thomas Fuller

Y de pronto llega y se presenta ante nosotros desnuda, cruda, con una absolutez tan rotunda que no deja espacio para la duda o el reclamo.

La realidad tiene tantas visiones como actores en la escena y dependiendo del punto de vista y los resultados, que no la suerte, es la manera en que se percibe.

En el caso de las elecciones todo se resume a dos posibilidades: ganar o perder.

Porque da lo mismo perder por uno, que por cien, que por mil de diferencia y no importa el lugar que ocupes en el ranking al final de la contienda, sólo interesa y vale ser el número uno.

Atrás quedan las encuestas y los pronósticos, las ciertas y también las “cuchareadas”, detrás las estrategias y la guerra sucia, hoy todo acabó y es deber someterse al juicio de los resultados, esos fríos, esos demoledores.

Habrá quienes pretendan modificar el curso de la historia peleando en los tribunales el resultado de la contienda y en su derecho están, pero falta ver si pueden cambiar las cosas.

El tiempo y la razón ponen a cada quien en su lugar. Ganar elecciones no es cuestión de suerte, sino arte y ciencia que se conjugan para convencer a un ser humano de cruzar un nombre en una boleta, dentro de la soledad de la mampara de una casilla, en esos breves instantes en que todo se define.

Fuente:

Vía / Autor:

// Francisco Tijerina

Etiquetas:

Compartir:

Autor: stafflostubos
Ver Más