La Carpeta:
1 de 10
 
El lograr que los proyectos estratégicos hayan sido considerados por AMLO en el presupuesto federal, es muestra de que, más allá de ideologías o partidos políticos, vale la pena trabajar de manera conjunta por el bien de la ciudadanía.
Staff
diciembre 6, 2018, 4:41 am

POR RICARDO PEDRAZA

CONAGO

Se llevó a cabo la primera reunión de los gobernadores del país con Andrés Manuel ya como presidente constitucional. En el marco de la LV reunión de la CONAGO, los ejecutivos estatales acordaron con el federal que los súper delegados no serán los secretarios técnicos de los consejos estatales de seguridad. Dicha responsabilidad recaerá en gente directamente involucrada en la materia. Buena noticia.

Las palabras convencen , el ejemplo arrasa

Después de plantear las diferencias en las leyes estatales, se llegó a un acuerdo entre el presidente de la nación y los gobernadores; situación que antes de la reunión no se consideraba nada sencilla. Aun los gobernadores que en algún momento demostraron su descontento, salieron hablando de las ventajas de discutir las diferencias y llegar a un entendimiento. El recién estrenado ejecutivo federal dio muestras, por su parte, de que es capaz de considerar otras voces e incluso reconsiderar decisiones si se le convence con razonamientos. Esto es, el primero en realizar esa faena fue el propio Andrés Manuel (aún siendo presidente electo). Visitó diferentes entidades federativas buscando ponerse de acuerdo con los gobiernos estatales sobre lo que pasaria a partir del 1 de diciembre del 2018.

Andrés Manuel y Jaime Heliodoro

En Nuevo León se reunió en diversas ocasiones con Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, quien en su momento, fue candidato independiente a la presidencia y opositor del hoy primer mandatario.

Quienes en esta ocasión esperaban un encuentro ríspido, olvidan que los neoleoneses, si empeñan su palabra, es para cumplir sus objetivos y son buenos negociando.

Así, El Bronco acordó con Andrés Manuel que el gobierno federal inyectaría — junto con la propia entidad— recursos en proyectos estratégicos de tan regio estado.

Los proyectos

En estas reuniones, Jaime Rodríguez consiguió recursos para la Presa Libertad, la adquisición de vagones del Metro de Monterrey y mejorar la infraestructura para reclusorios. Andrés Manuel, de forma oficial, dio a conocer que apoyaría estos tres proyectos estratégicos de Nuevo León en el presupuesto 2019 que enviará al Congreso de la Unión.

La palabra empeñada del flamante presidente en funciones llevará a Nuevo León a través de tan colosal infraestructura, agua a la zona conurbada de Monterrey; se podrán ampliar los reclusorios (no olvidemos los problemas que se tiene en los mismos por la sobrepoblación) y por último se comprarán vagones para el Metro, los cuales ayudarán a mejorar la movilidad de los habitantes de Monterrey y su zona conurbada.

La estrategia

El Bronco dejó de ser el gobernador desbocado de la política mexicana y logró ser el primero en comprometer recursos del próximo presupuesto para su estado. Cierto, su alfil fue Waldo Fernández, representante del gobierno de Nuevo León en Ciudad de México; abogado con relaciones en los circulos empresariales regios, que ha incursionado con éxito en la política. Supo conciliar voluntades políticas para sentar al Bronco con quienes son hoy los secretarios de estado y después apoyar al ejecutivo estatal en sus reuniones con el entonces presidente electo.

Trabajo en conjunto para beneficio de la ciudadanía

El lograr que los proyectos estratégicos hayan sido considerados por AMLO en el presupuesto federal, es muestra de que, más allá de ideologías o partidos políticos, vale la pena trabajar de manera conjunta por el bien de la ciudadanía.

Nuevo León aplaudirá la llegada de los recursos y el uso de los mismos para las obras señaladas. Los compromisos para los regios son cosa muy seria, lo que significa que una vez empeñada la palabra luego uno no puede echarse para atrás. Empeñar la palabra es dar/ofrecer lo más valioso de uno: la reputación, y con ella en prenda, Andrés Manuel y El Bronco deben cumplir con los compromisos (disposición, actitud y proyectos) ofrecidos.

Sus nombres: Presa Libertad, vagones de Metro y ampliación de infraestructura en reclusorios, quizá sea un ejemplo a seguir para el resto de la Federación.

La negociación y el posible entendimiento que de ella se derive no tiene por qué ser sinónimo ni de abdicación a los fundamentos del Estado federal, ni de áspera confrontación. Para ello se requiere que cada entidad priorice sus necesidades particulares, que ambas partes aporten, pero también que cedan y actúen más allá de ideologías o partidos políticos. La ciudadanía toda, estatal y nacional, se los va a agradecer.