La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
marzo 1, 2018, 9:05 am

Para dar certeza jurídica de su patrimonio, Fomerrey realizó la ratificación de firmas de 93 escrituras de igual número de familias, en el municipio de Allende.

En la Plaza municipal, Adalberto Núñez Ramos, director ejecutivo de Fomerrey y el Instituto de la Vivienda, acompañado del alcalde Silverio Manuel Flores Leal, encabezó el procedimiento que acredita a los beneficiarios como dueños de su vivienda.

Vecinos de las colonias Popular, Valle de los Duraznos, Bernardo Flores Salazar, Hacienda Los Guzmán, Hacienda San Antonio, Los Encinos, Misión Allende y Luis Donaldo Colosio, fueron favorecidos.

"Quiero agradecer el apoyo (de la administración municipal) que nos han dado en este tiempo para que las familias obtengan la certeza jurídica de su patrimonio a través de su escritura", expresó.

Es de destacar que las escrituras cuentan con una clausula testamentaria y otra patrimonial, lo que declara la propiedad como patrimonio familiar y establece su traspaso automático a los familiares en caso de que el propietario muera.

Con ello, los casos en que la propiedad es embargada o queda intestada, serán cosas del pasado.

“Son escrituras diferentes a todas, el gobierno Ciudadano lo ha declarado patrimonio familiar por lo que contienen dos clausulas únicas: una patrimonial y una testamentaria que la protege la propiedad de embargos y al fallecer el titular pasa automáticamente a los hijos”.

Al respecto, Flores Leal destacó la atención eficiente y oportuna la actual administración estatal a través de Fomerrey.

"Estos eventos son muy gratificantes, son buenas noticias. Estamos muy agradecidos con Fomerrey y su equipo de trabajo”.

“Esta administración estatal ha trabajado muy fuerte, esta administración ha respondido al cien y estamos muy agradecidos de que todos puedan obtener su certeza jurídica", agregó.

De manera paralela, Fomerrey trabaja en la construcción de vivienda rural y semiurbana.

Según los lineamientos de la dependencia, la vivienda semiurbana consiste en la construcción de vivienda dirigida a familias que ganan menos de cinco salarios mínimos y no cuentan con otra propiedad a través de subsidio federal y mínima aportación del beneficiario.

// El Porvenir