La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
julio 10, 2018, 10:05 am

Integrantes de la Junta de Residentes de la colonia Del Valle pidieron al Congreso del estado que declare la desaparición de los poderes en el municipio de San Pedro.

Lo anterior al acusar al alcalde Mauricio Fernández de incurrido en violaciones de los derechos humanos al desalojarlos.

Los vecinos presentaron el escrito en la Oficialía de Partes, acompañado con notas periodísticas sobre el desalojo y demolición de las oficinas de la Junta que realizó el municipio el 2 de julio.

“Fuimos testigos de las acciones cometidas por dependencia en contra de bienes inmuebles y muebles de la comunidad sampetrina en forma abrupta y por demás alocada que se generó sin presencia de autoridad judicial y sin considerar el debido proceso violentando todo tipo de principio de legalidad y certidumbre jurídica, aseveró Mariano Núñez.

El presidente del Colegio de Abogados, señaló que durante las acciones implementadas por el municipio hubo robos.

“Los actos de molestia y autoridad son retrógradas y arbitrarias, por eso solicitamos declarar la desaparición de poderes”.

“Durante el desalojo hubo robo pues faltaron 90 mil pesos además de diversa papelería que se llevaron”.

Nora Toscano dijo que lo que con la decisión del municipio, lo han construido los ciudadanos no sirve porque a final de cuentas el alcalde hace lo que él tiene en su agenda y no la de ellos.

“Es por eso que pedimos que el Congreso intervenga ante las arbitrariedades, estamos tratando de defender el estado de derecho que está siendo pisoteado por nuestro alcalde y su equipo, no está atendiendo leyes, reglamentos, normalidad, ni procedimientos”.

El pasado lunes, autoridades locales ingresaron a las oficinas de la Junta, ubicadas en Calzada del Valle y Humberto Lobo, para concretar el desalojo y dar paso a la construcción del proyecto el Edén.

El escrito fue signado por la Junta, la organización Reforestación Extrema, la Junta de Vecinos en resistencia por las Obras de Interconexión, el Colegio de Abogados de Nuevo León.

// El Porvenir