La Carpeta:
1 de 10
 
Para evitar que la fiesta se trasforme en tragedia, autoridades de Protección Civil en el estado alertaron sobre la manipulación de fuegos artificiales. Miguel Ángel Perales, subdirector del área, recordó que el uso de pirotecnia debe efectuarse con mucho cuidado y bajo la supervisión de un adulto.
Staff
diciembre 29, 2017, 8:16 am

Para evitar que la fiesta se trasforme en tragedia, autoridades de Protección Civil en el estado alertaron sobre la manipulación de fuegos artificiales.

Miguel Ángel Perales, subdirector del área, recordó que el uso de pirotecnia debe efectuarse con mucho cuidado y bajo la supervisión de un adulto.

Pues de lo contrario, resaltó, pueden presentarse escenarios lamentables que van desde quemaduras e incendios, hasta la pérdida de un miembro o la muerte, en el peor de los casos.

“Se recomienda que toda la manipulación de pirotecnia sea en supervisión de un adulto”, señaló.

Indicó que para prevenir riesgos, es preferible que los niños sólo utilicen artefactos de luz.

Los jóvenes pueden recurrir a los cohetes, siempre y cuando sea en zonas seguras.

Personas bajo la influencia de bebidas alcohólicas no deben manejar ni hacer uso de fuegos pirotécnicos.

Evitar áreas inflamables, negocios, casas, terrenos baldíos, arbustos, son parte de las recomendaciones.

Mismas a las que se agrega no guardar los artefactos en los bolsillos ni arrojarlos contra muros, cajas de luz, instalaciones de gas o al interior de botellas y latas.

En caso de que un producto no explote, éste no debe tocarse por ningún motivo.

Se recomienda no usar vestimenta de nylon, lycra o poliéster, y optar por el algodón; así como mantener cerca un extintor de incendios, agua, una manguera o un cubo o balde con agua para utilizar en caso de emergencia.

Si hay presencia de fuego en la ropa se debe sofocar envolviendo al accidentado con una manta o haciéndolo rodar por el suelo; el caminar o correr aviva la lumbre.

De presentar quemaduras habrá que lavar la zona lesionada con agua fría y cubrirla con paños limpios o toallas. Si los afectados son los ojos queda prohibido realizar cualquier maniobra.

En ambos casos se debe recurrir a la atención de un médico.

Los ojos, brazos y manos son los órganos más afectados por calor, fuego, chispas o explosión.

Las lesiones en los órganos genitales también son recurrentes cuando la persona lleva petardos o cohetes en el bolsillo del pantalón.

// El Porvenir