La Carpeta:
1 de 10
 
Yo no voto por Texcoco. Le ganamos a Alemania en el Mundial. Podemos derrotarla también en el marcador de menos idioteces aeroportuarias.
Federico Arreola
octubre 18, 2018, 5:33 am

“Los yanquis no tienen rivales en el mundo como mecánicos, y nacen ingenieros como los italianos nacen músicos y los alemanes metafísicos”. Julio Verne

“Los yanquis son mecánicos y nacen ingenieros; los italianos, músicos; los alemanes, metafísicos, y los mexicanos, grillos”. Diría el señor Verne si viviera por acá

La mierda digital alemana

Christoph Bornschein ha dicho que la digitalización en Alemania “en todos los índices se ve como una mierda”. Lo expresó en una entrevista para la edición de esta semana de Der Spiegl, tal vez el semanario más importante de Europa. El tipo sabe de lo que habla: es un experto. Fundó TLGG (Torben, Lucie und die gelbe Gefahr), una consultora de primer nivel especializada en la transformación digital que tiene sedes en Berlín y Nueva York. En su opinión, en los negocios del futuro cercano el software decidirá el éxito, lo que es malo para la economía alemana, en la que, asegura, “la ingeniería está perdiendo importancia”. ¿Habla en serio? Probablemente, sí.

Pésimos los alemanes para hacer aeropuertos

Los problemas de la ingeniería alemana no solo se presentan en el terreno de lo digital: en la construcción de aeropuertos, también. En 2017 alguien publicó en España “El bochornoso fracaso de la ingeniería alemana”. Es la historia del Aeropuerto Berlín Brandeburgo:

1.- Comenzó a planearse hace 26 años y a construirse hace tres lustros.

2.- “Nadie sabe todavía cuándo será inaugurado: se habla de 2019 tras siete aperturas abortadas (una de ellas, en 2012, con 10,000 invitaciones cursadas, la cinta roja extendida y tiques de embarque emitidos), escándalos financieros —el sobrecoste ronda los 5,000 millones de euros, cuando el presupuesto inicial era de 2,000—, una operación de tráfico de influencias, recalificación alegal de parte de las 1,400 hectáreas de suelo ocupado, la dimisión de un alcalde, el rumor de una estafa culminada con el asesinato por envenenamiento de un alto cargo, las dudas de la fundación que tramita el legado de Willy Brandt de bautizar las instalaciones con el nombre del héroe nacional y el hallazgo, tras una auditoría técnica, de 66,500 fallos, entre ellos seis mil considerados como críticos: sistemas antiincendio y de extracción de humos ineficaces, sobrepeso de la cubierta del edificio, software de comunicaciones con propensión al cuelgue, escasos mostradores de facturación, solo dos salidas de emergencia, 90 kilómetros de cableado en mal estado, cuatro mil puertas con señalización equívoca…”.

3.- “Con la terminal de 360,000 metros cuadrados totalmente construida pero inoperativa, 150 tiendas y establecimientos de hostelería en quiebra, plantillas laborales despedidas y la línea de metro construida exprofeso para el aeropuerto circulando con el conductor como único ocupante para evitar la oxidación y enmohecimiento, el aeródromo, considerado primero un asunto de Estado y ahora un bochorno nacional, es alquilado para eventos y visitas guiadas de grupos de turistas”.

4.- “En la penúltima temporada, que se desarrolla en Alemania, de la teleserie Homeland, los productores introducen en la acción una evacuación por amenaza de atentado en el aeropuerto, presentado falsamente como en perfecto funcionamiento”.

5.- “A cambio de la ficción, la productora Showtime recibió un millón de euros de la ciudad de Berlín, que aparece retratada con especial cuidado, sin restos de la situación de colapso que padece: está en bancarrota, con un déficit de 60,000 millones; es la única capital europea que no aporta ni un céntimo de riqueza al PIB nacional, y padece una grave crisis de servicios públicos básicos, pero tiene, eso sí, un bonito decorado aeroportuario para bodas de alto nivel y acción televisiva”.

Un aeropuerto multimillonario sin aviones, pero usado como pista de atletismo

En 2018 se inauguró, pero sin aviones. Cito otra nota:

? “El Aeropuerto Internacional de Berlín Brandenburg Willy Brandt, el gran elefante blanco alemán aún sin estrenar, hace poco más de un mes, se transformó de nuevo en una pista de atletismo durante una noche, para acoger la más reciente edición de la Airport Night Run, en la que los participantes corren a lo largo de la terminal, debajo de los puentes de embarque de pasajeros, sobre la pista sur y alrededor de la plataforma. Para esto ha quedado, por ahora, el costoso aeropuerto 'fantasma' de Brandenburgo”.

? “Tener corredores en vez de aviones mientras el aeropuerto sigue sin operar parece no afectarle a Engelbert Lutke Daldrup, CEO de Flughafen Berlin Brandenburg GmbH, gestor de la infraestructura:  ‘Correr por la pista sur iluminada sigue siendo algo especial. Esto también se demuestra con las aproximadamente 5,000 personas que se registran’…”.

El Aeropuerto Internacional Berlín Brandenburg Willy Brandt estará operativo en 2020; eso sí, con un sobrecosto de $17,945,595,000.

La bendita consulta que puede ponernos arriba de Alemana en la construcción de aeropuertos

El NAIM o nuevo aeropuerto de Texcoco pinta para ser un desastre mayor —e infinitamente más costoso y con serios problemas ambientales— que el Berlín Brandenburg Willy Brandt.

Con apenas 20% de avance y una barbaridad de miles de millones de pesos ya invertidos —o tirados— en un lago que no parece la mejor ubicación para un proyecto de ese tipo, el NAIM o NAICM luce como una verdadera pendejada económica, financiera y ambiental que, por fortuna, puede ser todavía cancelada.

Habrá una consulta en la que, de plano, parece más sensata la opción de modernizar el actual aeropuerto, ampliar el de Toluca y, como complemento, hacer una terminal nueva, es decir, dos pistas modestas, pero funcionales, en la base aérea militar de Santa Lucía.

Yo no voto por Texcoco. Le ganamos a Alemania en el Mundial. Podemos derrotarla también en el marcador de menos idioteces aeroportuarias.