La Carpeta:
1 de 10
 
Como parte de su apertura al diálogo, el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría General de Gobierno, abrió este jueves la puerta a estudiar el retiro o distribución de los libros de texto gratitos con contenido sexual.
Staff
agosto 12, 2016, 8:33 am

libros

Como parte de su apertura al diálogo, el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría General de Gobierno, abrió este jueves la puerta a estudiar el retiro o distribución de los libros de texto gratitos con contenido sexual.

Luego que los padres de familia amenazaran con incluso arrancar las hojas que consideran como no aptas para menores, Manuel González Flores, titular del área, se mostró dispuesto a escucharlos.

En entrevista, aseguró que una vez hecha la petición, se llevará ante la secretaría de Educación Pública.

“Nosotros hemos mantenido y vamos a mantener siempre el dialogo con los representantes de las asociaciones de Padres de Familia, con la secretaría (Educación) a nivel federal, el gobierno de Jaime Rodríguez va estar abierto a tratar todo tipo de problemas”.

“Lo vamos a plantear, una vez que recibamos la petición de los grupos que así lo deseen, nosotros vamos a escuchar a toda la ciudadanía, vamos analizar pros y contras, vamos a mantener el dialogo con todos, como siempre lo hemos hecho”, expuso.

Respecto a la postura de retirar las hojas, indicó que primero hay que analizar el tema a fondo.

Cuestionado sobre la negativa de Esthela Gutiérrez, titular de la secretaría de Educación en el estado respecto a revisar la situación, el funcionario estatal aseguró que personalmente atenderá a los padres de familia que así lo soliciten.

“Si se acercaron con Esthela y ella no los apoyo, que vayan a verme a mí”.

A unas semanas del inicio del ciclo escolar 2016-2017, la Unión Neoleonesa de Padres de Familia se pronunció contra el material didáctico, postura a la que se sumó la Iglesia Católica.

Ambas partes consideran que los libros de texto vienen a despertar de forma prematura la sexualidad en los menores, sin incluir métodos de planeación, consecuencias y responsabilidades en torno a ello.

‘REVISIÓN Y ANÁLISIS’

Ante la polémica que ha generado el contexto sexual de los libros para el siguiente ciclo escolar en pre escolar, primaria y secundaria, la bancada del PRI en el Congreso del estado pidió a la brevedad la revisión y análisis de los contenidos e imágenes que pidieran ser inadecuados para los menores.

Héctor García García, diputado priista exhortó que estas acciones las realizara la Secretaría de Educación Pública Federal y la Secretaría de Educación en el estado.

“Estamos solicitando mediante un exhorto a los titulares de la secretaría de Educación Pública federal y la secretaría de Educación Pública estatal, para que a la brevedad se realicen todas las acciones necesarias encaminadas a revisar y analizar los contenidos, imágenes, temas e información inadecuada contenida en los Libros de Texto Gratuitos", informó.

El legislador exigió a las autoridades tomar conciencia en el tema ante la falta de conocimiento que aún existe.

“Es necesario que las autoridades educativas tomen mayor conciencia de esta situación, ya que la falta de conocimiento sobre el impacto que los temas y contenidos generarían en nuestra sociedad podría fomentar un ambiente impropio para los alumnos”.

“Esto podría estar causando un deficiente rendimiento académico, poniendo en riesgo el aprendizaje efectivo, afectando la calidad, diluyendo los valores morales y tergiversando la educación sexual, entre muchas otras”.

“Resulta urgente que se realice un análisis toral sobre los contenidos que van a aprender y visualizar nuestros hijos, ya que no es cosa menor el saber que los alumnos que se encuentran en sus diversas etapas de aprendizaje, crecimiento y formación de valores, sean bombardeados por un conjunto de contenidos e imágenes que modifiquen su percepción de la realidad y diluyan su capacidad para distinguir entre lo correcto y lo incorrecto”, indicó.

García García señaló que la educación constituye el eje fundamental del desarrollo social, cultural, económico y político, asimismo se erige como un derecho humano esencial que posibilita el ejercicio de los demás derechos, por lo que es necesario revisar los contenidos que pudieran no ser aptos para niños y niñas.

“Por esta razón, resulta de suma importancia que previo a la publicación y repartición de los libros de texto gratuitos tanto a nivel federal como estatal, estos sean analizados a cabalidad, por un conjunto de especialistas en la materia, asociaciones de padres de familia, actores políticos y la sociedad en general”.

“Los ciudadanos tienen derecho a conocer analizar y aprobar que temas o información será la que se impartirá a sus hijos en las aulas a través de los libros de texto gratuitos”, afirmó el diputado.

La polémica se ha generado ante el rechazo de la Asociación Neoleonesa de Padres de Familia de Nuevo León al calificar de grotescas las imágenes sexuales en los libros de texto para los menores de edad.

// El Porvenir