La Carpeta:
1 de 10
 
De forma sorpresiva, inspectores de la Dirección de Comercio de Monterrey, realizaron un operativo en la calle 5 de Mayo, zona tradicionalmente copada por vendedores ambulantes, realizando el decomiso de su mercancía a 151 de ellos con su respectiva multa, lo que provocó que se manifestaran en las afueras de la dependencia municipal exigiendo la destitución del titular de Comercio, Alejandro Martínez.
Staff
agosto 30, 2016, 8:57 am

De forma sorpresiva, inspectores de la Dirección de Comercio de Monterrey, realizaron un operativo en la calle 5 de Mayo, zona tradicionalmente copada por vendedores ambulantes, realizando el decomiso de su mercancía a 151 de ellos con su respectiva multa, lo que provocó que se manifestaran en las afueras de la dependencia municipal exigiendo la destitución del titular de Comercio, Alejandro Martínez.

Fueron más de 100 comerciantes de la zona de 5 de Mayo y Colegio Civil los que se manifestaron contra el municipio de Monterrey por considerar que han sido desalojados injustamente, pues aseguraron tener permisos para trabajar en la vía pública, y realizaron un plantón al exterior de la Dirección de Protección Civil.

Al ver que no se les atendía y como medida de presión los comerciantes informales se atravesaron en la avenida Pino Suárez, la cual cerraron por varios minutos, teniendo que intervenir personal de la Policía y Tránsito de Monterrey.

Los informales permanecieron fuera del edificio ubicado en el cruce de la avenida Pino Suárez y la calle Isaac Gar-za, exigiendo la destitución del director de Comercio, Alejandro Martínez, a quien acusaron de haber girado órdenes para la ejecución de los decomisos y retiro de estructuras utilizadas para la exhibición de sus productos.

Los comerciantes aseguraron que de forma mensual realizan un pago por 300 pesos por el derecho de piso y autorización para la venta de artículos.

“Somos comerciantes formales e informales, todos pagamos permisos, pero estamos enojados porque pagamos un permiso mes con mes con mucho sacrificio para que vengan los de Comercio y nos quiebren las estructuras, las lonas, ¿quién nos va a pagar estos daños?, hay gente que no paga y no se le hacen ésos daños”, expuso María Castillo, una de las inconformes.

Entre lo confiscado se encuentran estructuras metálicas, mesas, sillas, mallas y artículos diversos y se informó que en algunos puntos sólo se procedió al retiro de los ambulantes.

Mario Cruz, director de Concertación Social de la Secretaría de Ayuntamiento, ofreció a los inconformes tener una reunión con el alcalde Adrián de la Garza, para conocer el problema y les diera una solución a su situación.

// El Porvenir