La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
septiembre 14, 2018, 11:56 am

Con 488 asentamientos irregulares y 130 mil predios pendientes por escriturar, Fomerrey y el Instituto de la Vivienda de Nuevo León alistan un programa intensivo de regularización.

Tras realizar un recorrido de supervisión por lotes que carecen de papelería, Eugenio Montiel Amoroso, titular del área, dio a conocer el esquema que pretende eliminar el rezago e incrementar la oferta de espacios para las familias.

Para lo cual, dijo, se requiere de acciones concretas en torno a la legalización de terrenos y la implementación de una política de cero tolerancia a las invasiones.

“Este nuevo programa de regularización estatal incluirla acciones como no permitir invasiones de predios, acelerar la habilitación de espacios legales para las familias que nos lo solicitan y contemplar también la participación del Gobierno Federal”.

“Vamos a solicitar (a la Federación) aportaciones de recursos a efecto de agilizar las tareas de regularización, ya que en muchos de los casos éste es el principal obstáculo para avanzar”, expuso.

En este sentido, se sostendrán también reuniones con las nuevas administraciones municipales a efecto de establecer una agenda de trabajo y trazar un plan específico.

Desde sus trincheras, ambas partes cubrirán los trámites correspondientes.

A lo cual se sumará la participación de las dependencias estatales para atender las carencias propias de asentamientos irregulares que pudieran presentar los beneficiarios.

"Validaremos con los alcaldes próximos cuántos predios se encuentran realmente en situación irregular y cuáles son factibles de regularizar por sus condiciones legales, técnicas y económicas”.

Van por más escrituración

Respecto a la entrega de escrituras, Montiel Amoroso refirió que tienen la meta de llegar a 9 mil documentos a final de año.

En lo que va de la Administración estatal, resaltó, se han entregado alrededor de 7 mil 500.

Terminar de pagar el costo de su vivienda, así como cumplir con la documentación en regla, son fundamentales para el procedimiento.

“La meta que tenemos ahorita es de al menos lleguemos a entregar unas 9 mil escrituras en 2018 y para próximos años avanzar lo más posible en elaborar el doble de lo realizado en estos primeros tres años”.

“Tenemos ante nosotros un universo potencial cercano a los 130 mil lotes por escriturar”.

Es de destacar que las escrituras cuentan con una cláusula testamentaria y otra patrimonial, lo que declara la propiedad como patrimonio familiar y establece su traspaso automático a los familiares en caso de que el propietario muera.

Con ello, los casos en que la propiedad es embargada o queda intestada, serán cosas del pasado.

“Son escrituras diferentes a todas, el Gobierno Ciudadano lo ha declarado patrimonio familiar por lo que contienen dos clausulas únicas: una patrimonial y una testamentaria que la protege la propiedad de embargos y al fallecer el titular pasa automáticamente a los hijos”.

Por otro lado, en beneficio de personas cuya condición física les dificulta el traslado, se reactivó el programa “Fomerrey en tu Casa”.

A domicilio, la dependencia estatal entrega a los beneficiarios las escrituras de su propiedad, dando así certeza del patrimonio familiar.

“Fomerrey a tu casa” va dirigido a las personas que se encuentran en cama, son de la tercera edad o se encuentran impedidos para realizar el trámite de manera personal.

Sin costo alguno, personal de Fomerrey acude al domicilio a manera de recabar firmas y documentos, para posteriormente hacer entrega de la escritura.

Los interesados pueden acudir a las oficinas de Fomerrey, ubicadas en Gonzalitos 292 Norte, en la Colonia Urdiales, en Monterrey, o llamar al 20338500.

De manera adicional, se alista una iniciativa de ley para que los propietarios, una vez que obtenga las escrituras, tengan la libertad de decidir qué hacer con su terreno.

"Vamos a proponer una modificación en el Congreso del Estado en ese sentido para que no sea en automático, si no que sea a disposición de cada una de las personas”.

Fomerrey trabaja también en la construcción de vivienda rural y semiurbana.

Según los lineamientos de la dependencia, la vivienda semiurbana consiste en la construcción de vivienda dirigida a familias que ganan menos de cinco salarios mínimos y no cuentan con otra propiedad a través de subsidio federal y mínima aportación del beneficiario.

La vivienda rural contempla el mejoramiento de vivienda de familias que habitan en zonas restringidas o de difícil acceso, con materiales de la zona y apoyo de profesionistas universitarios, sin costo alguno.

Recuperación de viviendas

A manera de recuperar alrededor de 8 mil viviendas de interés social abandonadas, Fomerrey y el Instituto de la Vivienda hará sinergia con Infonavit.

Tras participar en la sesión de la Comisión Consultiva Regional de la institución de créditos, el titular de la dependencia estatal manifestó la preocupación del actual gobierno respecto a las casas que en condición de abandono se convierten en nido de delincuentes.

El escenario, refirió, favorece la delincuencia y el pandillerismo.

“No sólo es un problema económico de pérdida de plusvalías, sino que además preocupa que es factor de riesgo para propiciar condiciones de inseguridad en las localidades donde se ubican, por lo que es importante atenderlo”.

“Entendemos que a través del Programa Judicial masivo de Infonavit se está recuperando paulatinamente una parte de estas viviendas, sin embargo la realidad social que se vive rebasa la capacidad de respuesta de esta institución social”, expresó.

Sentido en el que se instalará una mesa de trabajo conjunta para diagnosticar la situación y realizar una propuesta a plantear al actual y próximo gobierno federal.

Colocación de créditos, recuperación de cartera y proyectos estratégicos, fueron algunos temas sobre la mesa.

“A través de la mesa propuesta se estima diseñar un esquema en el cual se puedan desplazar estas viviendas a otro segmento no asalariado y así lograr que el INFONAVIT se capitalice, el derechohabiente se le libere de una carga en sus ingresos y se aproveche la infraestructura construida”.

“Queremos aprovechar la infraestructura ociosa y así disminuir los riesgos que se presenten los problemas sociales que está generando por este fenómeno”.

Las viviendas se encuentran en su mayoría en los 15 municipios que componen el área metropolitana de Monterrey.

// El Porvenir