La Carpeta:
1 de 10
 
Mark Ruffalo, Michael Moore y un puñado de estrellas de Hollywood boicotearon el discurso sobre el Estado de la Unión del presidente de EU, Donald Trump, con un evento alternativo en el que se criticó su "agenda supremacista blanca".
Staff
enero 31, 2018, 11:02 am

Mark Ruffalo, Michael Moore y un puñado de estrellas de Hollywood boicotearon el discurso sobre el Estado de la Unión del presidente de EU, Donald Trump, con un evento alternativo en el que se criticó su "agenda supremacista blanca".

El actor y director de cine Mark Ruffalo presentó el evento en Nueva York, bautizado como "El discurso popular del Estado de la Unión", y definió a la resistencia, el nombre con el que se conoce a los activistas anti-Trump, como un "movimiento de decencia".

Nuestros ojos están bien abiertos, estamos bien despiertos y vamos a fiscalizarnos los unos a los otros, probablemente por primera vez en décadas", exclamó Ruffalo, que pidió "proteger los derechos de todos los estadounidenses, incluidos los 'soñadores'", como son conocidos los jóvenes indocumentados llegados al país en la infancia.

La cofundadora de United We Dream, Cristina Jiménez, elevó el tono al acusar a Trump de estar utilizando la crisis de los soñadores "para impulsar una propuesta supremacista blanca que perseguiría a nuestros padres, a los inmigrantes afroamericanos y a la idea de que las familias deben estar juntas".

Las asociaciones We Stand United, Move On y Stand Up America organizaron el acto, para el que se vendieron entradas por 47 dólares, y que surgió como respuesta al discurso que Trump ofrecerá este martes en Washington.

La principal meta del autodenominado discurso "populista" es trasladar el movimiento anti-Trump de las calles a las urnas, y conseguir más victorias como la de Alabama, donde el demócrata Doug Jounes venció al ultraconservador Roy Moore tras más de dos décadas de dominio republicano.

Una de las organizadoras de la Marcha de Mujeres, la colombiana Paola Mendoza, informó que iniciarán una gira por 10 ciudades de estados en disputa para conseguir registrar un millón de nuevos votantes.

Mendoza recordó que en los últimos comicios presidenciales 14 millones de latinos no acudieron a las urnas. "Catorce millones de votos. Eso no es una ola azul, ¡eso es un tsunami marrón!", exclamó la activista.

En la misma línea, el director Michael Moore dijo que aquellos que no votan "no es que no sean empáticos, es que están enfadados; no es que sean ignorantes, sino que han sido ignorados" y afirmó que los ocho millones de votantes de Obama que apoyaron a Trump "solo querían lanzar una bomba al sistema" y se podían "recuperar".

El comediante colombiano John Leguizamo pidió hacer "América grande otra vez", pero "hacerla grande de verdad, no solo para los blancos, los ricos y los hombres".

La actriz Cynthia Nixon, conocida por su papel de Miranda Hobbes en "Sex and the City", alertó de que la "democracia está siendo atacada" e instó a "mantenerla y luchar por ella".

En una entrevista reciente, Nixon dejó la puerta abierta a disputar las primarias demócratas al actual gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

Hace una semana, cuatro legisladores del Partido Demócrata afirmaron que no asistirían al discurso de Trump, después de que el presidente supuestamente calificara como "agujeros de mierda" a países latinoamericanos y africanos.

En esta línea de protesta, las legisladoras de ese partido pidieron a sus compañeros que vistan de negro en solidaridad con las víctimas de acoso sexual.

"Es mi amigo y creo en él"

La actriz estadunidense Diane Keaton salió en defensa del cineasta Woody Allen, en el centro de la polémica por abusar presuntamente de su hija adoptiva Dylan Farrow en 1992, y señaló que sigue creyendo en su inocencia.

Woody Allen es mi amigo y continúo creyendo en él", dijo Keaton, una de las grandes musas del realizador neoyorquino, en su cuenta de Twitter.

La protagonista de Annie Hall (1977) y Manhattan (1979) invitó además a sus seguidores en esta red social a ver una entrevista a Woody Allen emitida en 1992 por el programa 60 Minutes.

En esa conversación televisiva, Allen negó haber abusado sexualmente de Dylan Farrow cuando era una niña, unas acusaciones que han vuelto a salir a la luz en los últimos meses ante la catarata de casos de agresión sexual en Hollywood y por el impulso de los movimientos Me Too (Yo también) y Time's Up (Se acabó el tiempo).

Dylan Farrow, la hija adoptiva de Woody Allen y Mia Farrow que ahora tiene 32 años, ofreció a mediados de este mes su primera entrevista en televisión, en la que reafirmó sus acusaciones contra el cineasta.

Todo lo que puedo hacer es contar mi verdad y esperar que alguien me crea en lugar de solo escucharme", dijo Farrow.

La acusación de Dylan Farrow contra su padre salió originalmente a la luz en 1992, en medio de la tormentosa separación de Woody Allen y Mia Farrow en la que la actriz ganó en los tribunales la custodia de sus hijos.

Allen había iniciado en esa misma época una relación con otra hija adoptiva de Farrow, Soon-Yi Previn, que tenía 19 años y con la que finalmente se casó en 1997.

En 2014, Dylan Farrow envió una carta a The New York Times en la que contaba cómo el realizador había abusado de ella, pero los hechos ya habían prescrito legalmente.

Las declaraciones de Diane Keaton de hoy se unen a las recientes afirmaciones de Alec Baldwin, quien opinó que "renunciar" a Woody Allen es "injusto y triste".

¿Es posible apoyar a los supervivientes de la pedofilia y de abusos y acosos sexuales y, al mismo tiempo, creer que Woody Allen es inocente? Así lo creo", escribió en Twitter.

Sin embargo, Keaton y Baldwin son solo una minoría en Hollywood frente a los intérpretes que han mostrado en los últimos días su arrepentimiento y tristeza por haber trabajado con Allen.

Como muestra, Rebecca Hall y Timothée Chalamet donaron sus sueldos correspondientes a sus papeles en películas de Woody Allen, Selena Gomez hizo una importante contribución a Time's Up, y Greta Gerwig dijo tenía remordimientos por haber trabajado en la película To Rome With Love (2012).

Asimismo, Kate Winslet admitió el domingo, en un encuentro con críticos de cine en Londres, que lamenta las "malas decisiones" que tomó al haber trabajado con ciertos cineastas, si bien no los mencionó directamente.

Después del escándalo en torno al productor Harvey Weinstein, acusado por decenas de casos de agresión sexual, numerosas revelaciones del mismo tipo salpicaron a artistas como Kevin Spacey, Dustin Hoffman, James Franco, Brett Ratner, John Lasseter, Louis C.K. o Bryan Singer.

Muere Mark Salling, actor de "Glee", en aparente suicidio

Mark Salling, actor que se dio a conocer por la serie "Glee", murió en un aparente suicidio. De acuerdo con el portal "TMZ", el joven de 35 años fue encontrado cerca de un río en Sunland, California, también cercano al área donde vivía. Aún no se dan a conocer las causas del deceso, pero según "TMZ" podría haberse ahorcado. Salling se declaró culpable hace unas semanas de posesión de pornografía infantil. En sus dispositivos se hallaron más de 50 mil imágenes de menores. El actor estaba a la espera de una condena que podría haber sido de 4 a 7 años en prisión. Se reveló que el pasado agosto Salling se cortó las venas en un aparente intento de suicidio, pero su abogado lo negó.
// El Porvenir / Medios