La Carpeta:
1 de 10
 
Para prevenir, atender y erradicar la violencia familiar y de género, Nuevo León puso en marcha su cuarta Unidad de Atención para las Mujeres. El UAM busca desactivar la violencia y brindar a los usuarios las herramientas para superar esta condición.
Staff
octubre 9, 2018, 7:36 am

Para prevenir, atender y erradicar la violencia familiar y de género, Nuevo León puso en marcha su cuarta Unidad de Atención para las Mujeres.

Con sede en el Macrocentro Comunitario San Bernabé, al norte de la ciudad, el UAM busca desactivar la violencia y brindar a los usuarios las herramientas para superar esta condición.

Al lugar arribó el gobernador Jaime Rodríguez Calderón quien, tras inaugurar las instalaciones acompañado de su esposa Adalina Dávalos, presidenta del DIF Nuevo León, llamó a los padres de familia a inculcar un ambiente libre de violencia, desde el hogar.

“No hemos sido buenos padres, no hemos sido buenas madres, esa es la razón, ahí está el problema… la violencia no se hereda de la escuela o de la calle, sino de la casa”.

"Qué tenemos qué hacer para poder detener esto, eso es básico, que la misma sociedad reaccione, que la mima sociedad colabore, que la misma sociedad se organice y en conjunto Gobierno y sociedad ataquemos el problema", expresó.

Sentido en el que exhortó a los diputados locales a endurecer las penas en materia de violencia contra la mujer, a manera de disuadir este tipo de problemática.

Autoridades de los tres niveles de gobierno, dijo, trabajarán en conjunto para combatir la situación.

"Si el hombre no es sujeto a un castigo fuerte va a seguir haciendo lo que hasta el momento hace. Es a través del temor a la ley como podemos detener ese flagelo que hoy invade",

Genaro Alanís de la Fuente, Secretario de Desarrollo Social en el Estado, detalló que se trata de una unidad multiagencial donde se ofrecerá atención psicológica y legal, gestoría social, y refugio.

Las mujeres y sus hijas podrán acudir cuando así lo requieran.

"Hoy le decimos a todas las mujeres, hijos, e hijas víctimas de violencia, que no están solos o solas, que hay muchos esfuerzos coordinados para ofrecerles apoyo, que nos permitan acompañarlas, que prevenir siempre será mejor, que aquí estamos, ¡cerca!, para ir juntos de la mano con cada una de ustedes".

Al respecto, Alicia Leal Puerta, Presidenta de Alternativas Pacíficas, detalló  que de agosto a septiembre, aún sin abrir las puertas, se brindaron 318 servicios en beneficio de más de 40 familias.

"Si nosotras las mujeres no nos paramos y decimos, hasta aquí; si nosotros mujeres no nos aliamos y buscamos cómo salir, porque sí se puede, ninguno de estos programas van a avanzar".

Por su parte, la diputada Mirna Grimaldo, en representación del Congreso Local, se comprometió a gestionar la creación de más partidas para multiplicar este tipo de centros.

Al momento operan unidades en los municipios de Apodaca, Escobedo y el Centro de Monterrey, y se proyectan cuatro más en Guadalupe, Juárez, Cadereyta y Allende.

// El Porvenir