La Carpeta:
1 de 10
 
El Congreso del estado calificó de arbitrario el incremento a las tarifas del transporte urbano y le pedirá cuentas a la Agencia Estatal del Transporte para que explique en qué se basó para justificar el aumento.
Staff
septiembre 18, 2018, 10:30 am

El Congreso del estado calificó de arbitrario el incremento a las tarifas del transporte urbano y le pedirá cuentas a la Agencia Estatal del Transporte para que explique en qué se basó para justificar el aumento.

Además, sentenciaron que comenzarán a trabajar para realizar modificaciones a la Ley del Transporte Urbano en Nuevo León para que este tipo de abusos y bofetadas al ciudadano ya no se sigan dando.

Incluso, los legisladores van a revisar qué tipo de sanciones aplicarán a los integrantes del Consejo Estatal por estar cobrando sin trabajar.

“Estamos totalmente en contra de este incremento, los 42 diputados mañana mismo estaremos solicitando a la Agencia Estatal del Transporte todos y cada uno de los indicadores en los cuales se refieren y justifican una alza a las tarifas del transporte público, para que nosotros desde la Comisión del Transporte tengamos un semáforo del transporte en nuestra página de internet y darle seguimiento a cada una de estas acciones”, señaló Carlos de la Fuente, coordinador del PAN.

“La forma en que se dieron estos aumentos fue totalmente arbitraria, no se respetaron los protocolos y procesos marcados por la ley, tendremos que ponerle candados a la ley para que no se puedan dar estos casos, tenemos como Congreso exigir que se respeten los procesos marcados por la ley y que se sancione a quien no cumpla con esto”, aseguró Luis Donaldo Colosio, coordinador de MC.

“Hay un Consejo que está cobrando y no trabaja, vamos a realizar las reformas necesarias para que existan sanciones a quien esté cobrando y no trabaje, no es justo que los neoleoneses de sus impuestos estén pagando los salarios de las personas que no trabajan y que cuando se reúnen es solamente para asaltar los bolsillos de los ciudadanos”, dijo Francisco Cienfuegos, coordinador del PRI.

Los diputados manifestaron que si los empresarios consideran que si no hay aumentos, el servicio del transporte público no es negocio a que renuncien a la concesión.

“Le decimos a los permisionarios del transporte público que si no están de acuerdo y consideran que no es viable el negocio que renuncien a las concesiones, que como dice el refrán “negocio que no deja, pues a dejarlo, habría muchísima gente que podrían hacerse cargo del servicio sin llevar aumentos”, indicó Dolores Leal, coordinadora del Panal.

“El que no se hay aumentado todos estos años el transporte no es una justificante adecuado para hacerlos, nuestro respaldo a las organizaciones, deberemos de reformar la Ley del Transporte a fin de reconformar el Consejo Estatal del Transporte y Vialidad, fortalecerlo para que cuente con representación ciudadana”, expresó Claudia Tapia, líder de los diputados de Morena.

“La decisión tomada por el Consejo de Transporte es una bofetada para el ciudadano, es una burla, es una imposición, realmente nos sentimos enojados porque queremos respetar al ciudadano, esta decisión ha sido basada en intereses privados, exigimos que nos transparentes la metodología para aumentar las tarifas”, puntualizó, Tabita Ortiz, coordinadora del PES.

// El Porvenir