La Carpeta:
1 de 10
 
Tras unirse a Joe Montana y Terry Bradshaw como únicos miembros del exclusivo club de quarterbacks con cuatro campeonatos de Super Bowl, además de haber participado en seis juegos de campeonato y poseer varias marcas en ellos, nadie podría culpar a Brady por tomar gran parte del crédito por los logros de Nueva Inglaterra.
Staff
febrero 3, 2015, 7:37 am

Brady

Se dice que mientras más grandes somos en la humildad, más cerca estaremos de la grandeza. Si hay alguien en los Patriots de Nueva Inglaterra con esas características es el quarterback Tom Brady.

Tras unirse a Joe Montana y Terry Bradshaw como únicos miembros del exclusivo club de quarterbacks con cuatro campeonatos de Super Bowl, además de haber participado en seis juegos de campeonato y poseer varias marcas en ellos, nadie podría culpar a Brady por tomar gran parte del crédito por los logros de Nueva Inglaterra.

Después de todo, sólo él y el entrenador Bill Belichick han sido las constantes en los cuatro campeonatos que el equipo ha ganado desde la temporada del 2000. Pero no toma ningún crédito personal y lo valora todo en equipo.

“Nunca he pensado en eso [su grandeza], sólo puedo decir que amo jugar y que lo más gratificante del mundo es poder ganar y celebrarlo con tus compañeros de equipo y tus seres amados”, dijo Brady ayer lunes al recibir el trofeo de Jugador Más Valioso.

Brady no se había coronado desde la temporada 2004, cuando Nueva Inglaterra venció a Filadelfia para conseguir el bicampeonato.

“Ya con esa perspectiva, te das cuenta lo difícil que es llegar a un partido de Super Bowl y lo complicado que es ganarlo”.

Finalmente, Brady comentó que no ha pensado en su legado y afirmó que sólo disfruta el triunfo del equipo.

Obligados a ganar

rayas

Si su intención es mantener sus posibilidades de pasar a los cuartos de final, los Rayados de Monterrey no tienen otro camino que ganar este martes, cuando a las 21:00 horas visiten al estudiantes Altamira en el estadio tamaulipeco, para iniciar la segunda “llave” del torneo de Copa MX 2015.

La derrota primero, y empate después con el Correcaminos, dejó a los Rayados en el último lugar del grupo dos, el cual es comandado por el momento por el Correcaminos y el Veracruz con cinco puntos cada uno, pero hay cuatro partidos más por disputarse por lo que se dispone de tiempo, pero el equipo debe aplicarse por entero.

Para enfrentar al Altamira, Rayados tendría a Juan de Dios Ibarra en la portería, pero ante las posibles ausencias de Darvin Chávez e Hiram Mier, en la defensa estarían Luis López, Bernardo Hernández, con Efraín Juárez y muy probablemente Efraín Velarde como laterales, en la media, Alexander Mejía y Edwin Cardona podrían ser reforzados por Neri Cardozo y en la delantera, Yimmi Chará tendría como compañeros a Cándido Ramírez y Lucas Silva.

La falta de gol es un aspecto que debe tener preocupado a Carlos Barra, lo que podría dar como resultado que Yimmy Chará sea acompañado por Dorlan Pabón y junto con él, tener en el cuadro a jugadores que participan más en la Liga, lo que por otra parte, acarrearía un mayor desgaste al plantel..

Altamira tiene después de dos jornadas un empate y una derrota, por lo que la lógica indica que tratará de aprovechar su condición de local para llevarse una victoria que no solo sería su primera en el torneo, sino que los impulsaría con pasos decididos a pasar a la segunda ronda, eliminando de paso a los Rayados.

Si bien el Monterrey ha tenido ausencias y partidos trabados, lo cierto es que en la Copa solo ha marcado un gol y tiene dos en contra, de manera que la intención lógica de Carlos Barra será atacar constantemente al Altamira, quien en este aspecto, también tiene dos goles en contra.

En el grupo dos de la Copa MX, todo parece indicar que serán los Tiburones del Veracruz y los Correcaminos de la UAT los que sostengan un duelo para quedarse con el primer lugar, pero aquí es donde se abre la posibilidad para rayados pues le resta un juego ante el Altamira en el estadio Tec y los dos partidos contra el Veracruz.

Pide afición a Barra exigir a jugadores

Barra

Un grupo de aproximadamente 20 aficionados, desafió la temperatura que se acercaba a los seis grados así como la lluvia, para mostrar su apoyo a Carlos Barra al tiempo de pedirle que exija a los jugadores, luego del entrenamiento celebrado este lunes en El Barrial.

Ni la lluvia persistente ni el frío evitaron que los aficionados aprovecharan el día de asueto para presentarse en El Barrial, donde al final del entrenamiento, al ver salir a Carlos Barra, le pidieron el autógrafo, por lo que el Director Técnico accedió incluso, a bajar de su auto para tomarse fotos con los aficionados.

“Vamos Barra”, fueron algunas de las expresiones, “Barra!” fue, otra de los aficionados al encontrarse a un lado del entrenador, pero el que más dijo: “He Barra, exíjales a sus jugadores!”, a lo que Carlos Barra no respondió limitándose a seguir firmando autógrafos, lo que se extendió por apenas diez minutos.

La demostración de este lunes del pequeño grupo de aficionados, rivaliza con el sonoro abucheo con el que el equipo fue despedido el sábado pasado, luego de que Veracruz le sacó el empate en los últimos minutos del partido.

JONA A ESTUDIOS

Por su parte, el responsable de medios del Club Monterrey, Everardo Valdéz, informó que el portero Jonathan Orozco, será sometido a estudios este martes, por lo que será luego de los mismos, que se sepa la gravedad de su lesión en el hombro izquierdo.

Orozco asistió este lunes a El Barrial para seguir con la rehabilitación a la que es sometido, luego de su lesión en el juego ante el Veracruz, en cuyos primeros minutos tuvo una mala caída atajando un balón, reportándose entonces que había sufrido un golpe de la articulación acromio-clavicular del lado izquierdo, por lo que estaría ausente del partido de este sábado visitando al Cruz Azul.

Entrena Alan Pulido con el Levadiakos

alan-pulido-e13651355661391

En la página oficial del club griego, hay un artículo que resume la actividad de hoy en el equipo y en un apartado que señala que Alan completó su primer práctica junto con los demás fichajes.

El equipo tuvo entrenamiento de recuperación en el que se incluyó a las nuevas adquisiciones del equipo: Pulido, Theodoros Tripotseris y Vítor Hugo Gomes, mejor conocido como ‘Pelé’.

El equipo entrenará mañana por la mañana y después el estratega Savvas Pantelidis anunciará a los convocados que viajarán a Corfu para enfrentar al Kerkyra el miércoles para jugar duelo de la jornada 22 de la Super Liga.

Ayer domingo, el Levadiakos perdió en casa 2-1 ante el Xanthi y sumó así tres derrotas de forma consecutiva.

El nuevo equipo del mexicano marcha en el sitio 14 de la tabla, la cual lidera el Olympiakos.

El pasado jueves, Pulido fue oficialmente anunciado como nuevo jugador del Levadiakos para los próximos 18 meses, informó el propio club a través de su página oficial.

Luego de que en los últimos meses se ha mantenido una disputa entre Pulido y Tigres, club que presume tener contrato con el jugador, fue hasta el jueves cuando tanto el propio futbolista como el Levadiakos dieron a conocer el acuerdo al que llegaron, a falta de recibir el transfer internacional, algo que debería enviar Tigres para que el futbolista pueda tener actividad.

En un principio se especuló que el delantero mexicano recalaría en el Olympiacos, club que lo ha seguido desde hace tiempo y que a su vez lo prestaría seis meses con Levadiakos; sin embargo, el reporte oficial es que jugará en este último club los próximos 18 meses, sin que se descarte que al final de este periodo pueda arribar a la entidad rojiblanca.

Mexicanos en Europa no logran cambio favorable

memo-ochoa

Ni Guillermo Ochoa, Héctor Moreno, Héctor Herrera o Diego Reyes.

El mercado invernal de Europa cerró a las 17:00 horas tiempo de México, y de los futbolistas nacionales que juegan en el viejo continente, sólo el delantero Ulises Dávila logró cambiarse de equipo, mejorando su estatus al pasar de la Segunda División de España (Tenerife), donde prácticamente estaba borrado, a la Primera División de Portugal (Vitoria Setubal).

El resto de los mexicanos urgidos de mudanza para mejorar expectativas se quedaron estancados en sus clubes, por lo que ahora deberán esperar hasta el final del campeonato de sus ligas, para resolver su situación.

“No es tan fácil jugar en Europa. A veces hay que dar algunos saltos para al fin encontrar dónde jugar, dónde mostrarte”, ha dicho Dávila, cuya ficha es propiedad del Chelsea inglés, pero que ha sido prestado por distintos clubes, hasta que complete los requisitos para jugar en la Liga Premier.

Por su parte, Guillermo Ochoa deberá seguir en la banca del Málaga. El portero mexicano tuvo ofertas del Liverpool de Inglaterra, pero el alto costo de su carta frenó su traspaso. Ahora deberá seguir compitiendo contra el camerunés Carlos Kameni por minutos en la cancha.

Diego Reyes está prácticamente descartado para jugar en el primer equipo del Porto. El técnico Julen Lopetegui sólo lo utiliza para la Copa. Rumores lo pusieron en el futbol italiano, pero nada se hizo realidad. “He tomado como un reto todo lo que ha pasado en esta temporada. Lucharé hasta lo último para cumplir mi sueño”, comentó el defensor en concentración con la Selección Mexicana.

Héctor Moreno del Espanyol de Barcelona, recién recuperado de una lesión, recibió ofertas que se no concretaron, al igual que Héctor Herrera del Porto, quien está bajo la vista del futbol inglés. Javier Hernández y Raúl Jiménez, con poca acción en el Real y Atlético de Madrid, respectivamente, no podían cambiar de club, al haber jugado ya en dos equipos en este año futbolístico.

Alan Pulido es un caso aparte. El delantero surgido en Tigres fichó por el club griego Levadiacos, después de desligarse del club mexicano argumentando que su contrato había finalizado. El caso se encuentra aún en litigio en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

// El Universal / El Porvenir