La Carpeta:
1 de 10
 
El Gobierno del Estado y el municipio de Monterrey buscan cerrar 26 casinos que operan de manera irregular en la capital neoleonesa, por lo que establecieron una mesa de trabajo en donde se establecieron los primeros acuerdos.
Staff
junio 12, 2012, 9:02 pm

El Gobierno del Estado y el municipio de Monterrey buscan cerrar 26 casinos que operan de manera irregular en la capital neoleonesa, por lo que establecieron una mesa de trabajo en donde se establecieron los primeros acuerdos.

El primero de ellos, advirtió el Secretario General de Gobierno, Álvaro Ibarra Hinojosa, es exigir a la Secretaría de Gobernación (Segob) y al Poder Judicial de la Federación frenar el otorgamiento de nuevas aperturas para negocios con este giro; confiando en el buen desempeño de los magistrados.

"Respetamos al Poder Judicial de la Federación, lo respetamos y acatamos todas las resoluciones, quiero decirles que nada más el exhorto es para que se analicen bien los juicios de amparo, y el tema de Gobernación, sí le exhortamos a que ya no se otorgue un permiso más en Nuevo León.

Lo que nosotros estamos buscando al darle seguimiento en los tribunales federales al tema de los amparos, es precisamente lograr que se cierre, ese es el punto que nosotros estamos demandando", dijo al rechazar que un nuevo casino abriera sus puertas en la metrópoli.

Hasta el momento, el Secretario de Ayuntamiento, Camilo Ramírez Puente, precisó que existen 29 casas de apuesta o casinos operando en la capital del Estado, de estos sólo 3 operan de manera regular, el resto, operan bajo el amparo de la autoridad federal.

Por su parte, el Alcalde de Monterrey, Jaime Antonio Bazaldúa Robledo, rechazó que nuevos casinos contaran con permisos o el aval de la autoridad municipal.

En la próximas reuniones de trabajo, se solicitará la presencia del delegado de la Secretaría de Gobernación, expresó Hinojosa Ibarra al asegurar que ninguna de las dependencias ha respondido en torno a la demanda de las autoridades estatales y municipales respecto a los casinos.

// El Universal