La Carpeta:
1 de 10
 
Por unanimidad, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó no es aplicable la separación del cargo a quienes ocupen presidencias municipales y busquen una diputación local de representación proporcional.
Staff
marzo 30, 2018, 9:32 am

El alcalde del municipio de Guadalupe no tendrá que separarse del cargo al contender por una diputación por la vía plurinominal.

Por unanimidad, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó no es aplicable la separación del cargo a quienes ocupen presidencias municipales y busquen una diputación local de representación proporcional.

De esta manera se confirmó a Francisco Reynaldo Cienfuegos Martínez, presidente municipal de Ciudad Guadalupe, Nuevo León, como el candidato número uno en la lista emitida por el PRI para las diputaciones plurinominales, su suplente será Óscar Flores Treviño, hijo del líder sindical de la CTM en Nuevo León, Ismael Flores.

La persona en ocupar el segundo lugar en la lista será Alejandra Lara Maiz, actual secretaria de Desarrollo Social de Guadalupe, quien va en formula con Elisa Estrada.

El edil guadalupense recurrió al Trife para saber si era necesario que un alcalde se tendría que separar del cargo en caso de participar por la vía plurinominal, así como la fecha en la que pudiera regresar al mismo, en caso de no ser electo.

La Sala Regional en Monterrey consideró que el mandato de separación del cargo previsto en la Constitución local no es aplicable a los presidentes municipales que busquen ser diputados locales por el principio de representación proporcional.

El Partido Acción Nacional impugnó la resolución pues quería a toda costa que el edil se separara del cargo.

En respuesta, el Trife señaló que la norma solamente prevé una restricción para las y los presidentes municipales que quieran ser postulados como candidatos en la elección de diputados locales, por el principio de mayoría relativa.

De ahí que, al no haber una prohibición específica, no se puede hacer extensiva para candidaturas por el principio de representación proporcional.

En este sentido, las magistradas y los magistrados de la Sala Superior reiteraron que tratándose del ejercicio de derechos humanos como lo con los políticos, en particular el de ser votado, las limitaciones, condicionantes o restricciones deben necesariamente estar prescritas en la Constitución o en la ley.

Asimismo, señalaron que las normas que obligan a los funcionarios en funciones separarse de su cargo, están encaminadas a la protección del principio constitucional de la equidad en la contienda.

Consideraron que el exentar a las y los presidentes de separarse de sus funciones durante el periodo de las campañas electorales, no implica que puedan utilizar los recursos públicos que están bajo su responsabilidad para influir en la contienda electoral.

// El Porvenir