La Carpeta:
1 de 10
 
La Asociación Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos A.C. (CADHAC), dio a conocer su postura respecto al incremento en las tarifas del transporte urbano.
Staff
enero 9, 2019, 8:43 am

La Asociación Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos A.C. (CADHAC), dio a conocer su postura respecto al incremento en las tarifas del transporte urbano.

Dicho organismo, calificó al alza a la tarifa del transporte público que pretende autorizar el Gobierno del Estado de Nuevo León, como un atentado directamente contra los derechos de los usuarios.

Además, señaló que hace aún más inaccesible el derecho a moverse libremente en la ciudad.

"La intención de aumentar el costo del pasaje de los camiones de rutas urbanas, el Metro y la Ecovía daña gravemente el bolsillo de los usuarios y limita su derecho a moverse en la ciudad ya que se hace imposible cubrir el costo de hasta cuatro camiones que las personas de una familia deben tomar a diario para llegar a su escuela o trabajo", señalan en el documento.

CADHAC, argumenta que el alza a las tarifas resulta injustificable por parte de los permisionarios y del Gobierno del Estado pues la situación actual del sistema no ofrece la cobertura necesaria para conectar a toda la ciudad y presenta bajos niveles de calidad y seguridad que ponen en riesgo la integridad de quienes se mueven ellos.

"Es indispensable que asumamos que un sistema de transporte no debe entenderse primariamente como un negocio de alta rentabilidad, sino como un servicio público que debe asegurar el derecho que tiene una persona para realizar sus traslados básicos del día a día y poder desplazarse entre sus lugares de estudio o trabajo y el lugar en el que viven", expresan.

La organización presidida por la Madre Consuelo, hace un llamado a la sociedad, particularmente a estudiantes que conocen de primera mano la realidad de moverse diariamente en transporte público, a solidarizarse con las acciones de protesta cívica y pacífica en defensa de los derechos de los usuarios del transporte público que han sido convocadas por la organización Únete Pueblo desde septiembre de 2018 hasta la fecha.

Por último, conscientes de que la decisión final está en manos del Gobernador, exigieron no autorizar el aumento anunciado a las tarifas del transporte y poner en primer lugar los intereses de los ciudadanos, comprometiéndose a invertir el tiempo y recursos necesarios para que el servicio público de transporte ofrezca la cobertura necesaria, mejore cualitativamente su calidad y proteja los derechos de los usuarios.

// El Porvenir