La Carpeta:
1 de 10
 
La propuesta de Víctor deja ver su nula preparación para la campaña. Es claro que desconoce los temas de la agenda y las preocupaciones de los nuevoleoneses, que no tiene idea de cuál es el sentir y los anhelos de la sociedad, que no ha hecho la tarea y que conjuntamente con la brillantísima idea de arrancar hostilidades festejando el “Día Mundial del Taco”, se puso a tono con la propuesta del nuevo estadio.
Francisco Tijerina
abril 2, 2018, 6:57 am

 

“El pueblo me silba, pero yo me aplaudo.” // Horacio

En el arranque de una campaña, casi siempre en los primeros eventos, el candidato traza las líneas principales de lo que será su oferta al electorado a lo largo de los días en que estará pidiendo el voto.

Los lugares son comunes: economía, empleo, educación, salud, mucha seguridad, casi siempre son los temas que toca esa oferta múltiple que hacen los aspirantes a ocupar cargos de elección popular.

Por eso me extraño este sábado enterarme de que la principal oferta de Víctor Fuentes, abanderado panista para alcanzar el Senado de la República, sea el conseguir los recursos necesarios para un nuevo estadio para el club de futbol Tigres.

¿Es que acaso sea esa la máxima prioridad para Nuevo León y nadie, absolutamente nadie se había dado cuenta?

Fuentes dijo también que había que buscar mayores recursos federales para la entidad, pero su oferta principal es el nuevo estadio.

Quisiera ponerme serio pero no puedo. Alcalde con licencia populachero (que no popular), se le hizo sencillo buscar la adhesión fácil por medio del futbol, recurso que nunca le ha fallado, pero se le olvidó que ahora buscar un escaño en la Cámara Alta, que ese puesto representa a todos los nuevoleoneses y que ya no está en San Nicolás.

La propuesta de Víctor deja ver su nula preparación para la campaña. Es claro que desconoce los temas de la agenda y las preocupaciones de los nuevoleoneses, que no tiene idea de cuál es el sentir y los anhelos de la sociedad, que no ha hecho la tarea y que conjuntamente con la brillantísima idea de arrancar hostilidades festejando el “Día Mundial del Taco”, se puso a tono con la propuesta del nuevo estadio.

A los Tigres, propiedad de la UANL, los maneja bastante bien por cierto y gracias a un convenio Sinergia Deportiva. El quincuagenario Estadio Universitario es su sede y desde ha tiempo se ha explorado la posibilidad de que los felinos tengan un nuevo hogar; en ello han participado no sólo Sinergia y la Universidad, sino inversionistas privados y entidades gubernamentales.

Ser Senador de la República no es andar de gestor de obras de beneficio para instituciones privadas, sino ver por los habitantes del Estado, legislar para y por ellos, buscando apoyos en temas y áreas prioritarios.

Víctor Fuentes se alborotó y declaró en base a una simple ocurrencia, muestra diáfana de su preparación para el cargo y del enorme interés que le provoca el ser Senador.

A ver si en 90 días aprende.