La Carpeta:
1 de 10
 
El gobierno de Andrés Manuel López Obrador gastará (así se ha presupuestado y así se ejercerá) la mitad de lo que ejerció (no de lo que presupuestó) la administración de Enrique Peña Nieto. ¿Esto explica la notable diferencia en el trato mediático a AMLO y a EPN? Honestamente hablando, no lo sé.
Federico Arreola
enero 6, 2019, 1:08 pm

Lo que sí y lo que no

No voy a descubrir el hilo negro. Tampoco el agua tibia. Solo diré que en efecto —como se comenta ahora con insistencia—, Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón y Vicente Fox fueron criticados con fuerza en los medios y las redes sociales.

Es decir, en cierto sentido a Andrés Manuel López Obrador la prensa lo trata igual que a sus antecesores.

Eso es verdad, claro que sí, pero solo en un sentido. Porque en otro sentido, hay diferencias notables.

Comparemos las relaciones con la prensa del actual presidente, López Obrador, con el anterior, Peña Nieto.

1.- Algunos medios que eran muy críticos con EPN lo siguen siendo con AMLO

Es el caso de Reforma y Proceso, de los programas de Foro TV, de Denise Maerker, de Carmen Aristegui, de Ciro Gómez Leyva, de Denise Dresser, de Jesús Silva-Herzog Márquez y de no muchos más.

Tanto si sus críticas son justas y objetivas como si lo hacen por puro amarillismo (el diario presidido por Alejandro Junco de la Vega y la revista dirigida por Rafael Rodríguez Castañeda son ejemplos clarísimos de exageraciones periodísticas), los medios y periodistas mencionados no han cambiado de un sexenio a otro.

2.- Un solo periódico que cuestionaba muy fuertemente a Enrique Peña Nieto, no lo hace con López Obrador

El periódico La Jornada, dirigido por Carmen Lira, es totalmente honesto y coherente: cambió porque sus editores, reporteros, fotógrafos y moneros lucharon durante años por hacer posible un gobierno de izquierda en México; entonces, una vez logrado el objetivo no lo sabotearán...

3.- La mayoría de medios y periodistas (o comentócratas) fueron absolutamente amables con EPN y son ahora notablemente críticos de López Obrador

Menciono algunos:

a.-  El diario El Universal, líder en internet y en venta de ejemplares impresos que por ejemplo, nada dijo en las semanas duras del escándalo de la casa de la esposa de Peña Nieto—nada es nada: cero, conjunto vacío, se quedó en el limbo afirmativo—, ahora cuestiona de más a López Obrador a veces, las menos, con toda razón, pero normalmente basado en el peor amarillismo e incluso metiéndose de mala manera con la familia de Andrés Manuel y aun, en el extremo, con su hijo menor de edad.

b.- Héctor Aguilar Camín, de Milenio. No dudo de la solidez de algunos de sus cuestionamientos a AMLO —otros, de plano, parecen rabieta ideológica o política—, lo único que me pregunto es por qué no fue así de enérgico con EPN.

c.- El Financiero. Este diario con Peña Nieto fue más que amable: fue su aliado. De López Obrador es más que crítico: es su rival, adversario, hasta enemigo.

d.- Leonardo Curzio, de Radio Fórmula. Este hombre, crítico ligero de EPN, por así decirlo, es en la actualidad crítico pesado de AMLO.

e.- El Economista. No llega a ser enemigo del proyecto de gobierno de Andrés Manuel, pero sí fue aliado de las reformas de EPN.

f.- Liébano Sáenz, de Milenio. Pasó de estratega de EPN en sus columnas a estratega contra AMLO también en lo que escribe.

g.- Óscar Mario Beteta, de Radio Fórmula. Mi amigo Beteta quizá por razones estrictamente ideológicas, con trabajos le da una buena a López Obrador. A EPN lo criticaba mucho menos, quizá por coincidir con sus reformas.

h.- Adriana Pérez Cañedo, de Stereo Cien. Normalmente muy serena en su trato con Enrique Peña, es sorprendente crítica de Andrés Manuel.

J.- Sergio Sarmiento, de Radio Centro... De la prudencia con EPN pasó a la estridencia con AMLO.

k.- Y muchos otros más que resulta sencillo reconocer al escuchar la radio o leer los periódicos, sobre todo en el caso de los “especialistas” en negocios: David Páramo, Darío Celis, Carlos Mota, Maricarmen Cortés, periodistas absolutamente favorables a EPN y a su equipo económico que ahora son brutalmente injustos con AMLO y sus colaboradores del área financiera, a quienes ya condenaron a ser por toda la eternidad los peores enemigos de los mercados.

4.- Gasto publicitario

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador gastará (así se ha presupuestado y así se ejercerá) la mitad de lo que ejerció (no de lo que presupuestó) la administración de Enrique Peña Nieto. ¿Esto explica la notable diferencia en el trato mediático a AMLO y a EPN? Honestamente hablando, no lo sé.

5.- Los que encabezaron campañas contra EPN, los que dirigen la Orquesta Perversa contra AMLO

Durante los primeros años de su gobierno, además de  las críticas que se merecía, Peña Nieto claramente recibió durísimos ataques diseñados y auspiciados por grupos de poder económico y político indignados porque alguna de las reformas estructurales les había representado fuertes pérdidas económicas. En la última etapa de su sexenio, EPN los tranquilizó dándoles los grandes proyectos del aeropuerto de Texcoco.

Andrés Manuel tuvo que haber calculado lo que iba a pasar si les quitaba lo que Peña les dio: el negociazo del NAIM.