La Carpeta:
1 de 10
 
Tras un balance de desarrollo comercial de este año fiscal, el sector empresarial regio confía en mejoras, esto al ver el análisis Económico de Coyuntura, agosto 2018, donde la economía en pausa durante segundo trimestre, pero expectativas de repunte en la segunda mitad del año.
Staff
agosto 9, 2018, 8:29 am

Tras un balance de desarrollo comercial de este año fiscal, el sector empresarial regio confía en mejoras, esto al ver el análisis Económico de Coyuntura, agosto 2018, donde la economía en pausa durante segundo trimestre, pero expectativas de repunte en la segunda mitad del año.

Así es que de acuerdo a este reporte de la Caintra; la reciente estimación del PIB de México para el segundo trimestre del año que publicó el Inegi confirma las expectativas que la Cámara había señalado sobre una desaceleración de la economía mexicana durante ese período, principalmente en el mes de junio. Esta atenuación económica del segundo trimestre también se reflejó en la generación de empleo nacional, que luego de una marcada tendencia a la baja desde febrero, concluye en junio con una pérdida de 13 mil empleos.

Por lo que el retroceso de 0.1% de abril a junio es resultado de una contracción de las actividades primarias y secundarias. Si bien la manufactura forma parte de esta última, existen indicadores que muestran que este sector aun no enfrentó una contracción, pero si una desaceleración en el segundo trimestre.

Y es que uno de los principales indicadores que mantiene al sector en terreno positivo son las exportaciones; que al mes de junio han acumulado un crecimiento de 8.3%. Sin embargo, las exportaciones de la manufactura han moderado su ritmo de crecimiento en los últimos meses; pasando de un incremento del 14.6% en marzo a uno del 7% en junio.

Adicional a ello, con el avance de la industria de transformación, se ha generado un efecto positivo sobre las inversiones de maquinaria y equipo. De acuerdo con las cifras oficiales al mes de mayo, los industriales han invertido 6.4% más en 2018 que en el mismo periodo del año anterior. Destaca, que la maquinaria y equipo que más han adquirido es la importada.

Esta pausa que la economía presenció durante junio, parece que ha comenzado a revertirse. El indicador del Inegi de confianza de los industriales mostró un repunte en julio, pasando de 49 a 51.5 puntos.

Aunado a ello hay factores como la definición del proceso electoral, la reanudación de las renegociaciones del Tlcan y un posible acuerdo en este último antes de que terminen la actual administración pareciera devolver la calma a los empresarios, reveló Juan Ignacio Garza Herrera, titular de este organismo empresarial.

“De consolidarse el acuerdo comercial antes del cierre de la administración actual, se observaría una revalorización del peso y una posible liberación de recursos y proyectos detenidos por la falta de certidumbre para los negocios en el país”.

“Para los siguientes meses no se descartan riesgos, principalmente en la definición de la política económica del país. La Cámara estará muy atenta a los nuevos programas y apoyos que el nuevo gobierno implementará”.

Así es que de igual forma, seguirá de cerca las discusiones por el Paquete Económico 2019, el cual esperamos proponga un equilibrio presupuestal y mantenga la tendencia en lo que falta de este desarrollo comercial.

// El Porvenir