La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
agosto 24, 2016, 8:36 am

hillaryy-int

Nadie ha demostrado un intercambio de favores, y menos corrupción. Pero la relación entre la demócrata Hillary Clinton y algunos donantes de la organización filantrópica que lleva el apellido familiar puede dañarla en la campaña para las elecciones presidenciales de noviembre. Correos electrónicos publicados en las últimas semanas demuestran que donantes de la Fundación Clinton buscaron un trato de favor cuando ella era secretaria de Estado. Su rival republicano, Donald Trump, pide que un fiscal especial la investigue por corrupción.

Hasta hace unos días las continuas salidas de tono de Trump habían desviado la atención de uno de los problemas que Clinton arrastra en esta campaña: los emails que envió desde su servidor privado en su etapa al frente del Departamento de Estado, entre 2009 y 2013, y algunas de las revelaciones que estos contienen. El Departamento de Justicia exoneró a Clinton en junio de cualquier comportamiento criminal en el uso imprudente del correo privado para su trabajo como jefa de la diplomacia. Y no se ha hallado todavía, ni en los correos ni en otros documentos, la famosa pistola humeante. Es decir, las pruebas concluyentes de un comportamiento corrupto o criminal que los adversarios de los Clinton llevan décadas buscando.

Las últimas revelaciones, contenidas en emails publicados por la organización conservadora Judicial Watch, reflejan varios casos en los que donantes de la Fundación Clinton intentaban obtener citas con Clinton, o un trato privilegiado, mientras ella era secretaria de Estado, informa El País.

// Medios

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web