La Carpeta:
1 de 10
 
Amnistía Internacional (AI) criticó que los compromisos en materia de garantías individuales hechos por los candidatos presidenciales sean insuficientes "y distan mucho de constituir una política decisiva en pro de los derechos humanos para la próxima administración".
Staff
junio 26, 2012, 6:21 pm

Amnistía Internacional (AI) criticó que los compromisos en materia de garantías individuales hechos por los candidatos presidenciales sean insuficientes "y distan mucho de constituir una política decisiva en pro de los derechos humanos para la próxima administración".

Así lo indicó a partir de las respuestas que dieron Enrique Peña Nieto, Josefina Vázquez Mota y Gabriel Quadri a una carta que les envió la organización al iniciar este mes, en la que les pidió fijar su postura en el tema. Sólo Andrés Manuel López Obrador no respondió a la misiva.

En un comunicado, AI destacó que los aspirantes a la Presidencia respondieron a la carta pública en la que la organización les urgió a reflexionar sobre temas clave para el respeto, promoción y garantía de los derechos humanos; además de que les solicitó a hacer compromisos concretos y detallados.

La organización indicó que "acoge con satisfacción el hecho de que la mayoría de los candidatos respondieran. Sin embargo, hubo una falta de compromisos claros en las respuestas sobre la mayoría de los temas clave".

Por ello, señaló que "la organización espera que esta falta de claridad no refleje la falta de voluntad política por parte de la y los candidatos para establecer los derechos humanos como un eje central de las políticas del Estado. Esa voluntad política es fundamental para hacer de los derechos humanos una realidad, y no solo una retórica conveniente".

Se detalló que de los aspectos positivos de las respuestas, AI destaca el compromiso de Peña Nieto de "respetar plenamente lo resuelto por la Suprema Corte de Justicia de la Nación e impulsar las reformas legales necesarias" para limitar el fuero militar en casos de violaciones de derechos humanos cometidas por militares.

A su vez, Quadri de la Torre se comprometió a "una reforma penal y judicial para acabar con el clima de violencia que vive el país"; en tanto que Vázquez Mota dijo que implementará "rigurosamente la reforma constitucional en materia de derechos humanos y promover las legislaciones secundarias".

No obstante, indicó AI, "los candidatos no tocaron con seriedad el tema de acabar con la impunidad para funcionarios públicos implicados en violaciones de derechos humanos, sea por acción u omisión. Ninguno abordó el tema de la desaparición forzada y el arraigo, o de la impunidad relacionada con crímenes cometidos durante la ‘guerra sucia' de los años 60, 70 y 80".

Asimismo, la organización destacó que los aspirantes "no elaboraron adecuadamente su política para garantizar la protección de los derechos de las personas migrantes y las mujeres. La labor de los periodistas y defensores de derechos humanos y su protección no fue suficientemente asumida y garantizada".

Sin embargo, AI "destaca que las respuestas recibidas establecen un marco importante por parte de los tres candidatos que respondieron. Después de las elecciones, la organización buscará claridad acerca de los pasos que va a tomar la nueva administración para cumplir con las recomendaciones anteriormente señaladas y los compromisos asumidos por su parte para fortalecer la protección y promoción de los derechos humanos en México".

// El Universal