La Carpeta:
1 de 10
 
A pesar de su etiqueta de invictos, que ligan cuatro partidos sin tolerar gol, que van por el récord impuesto por Cruz Azul, quien generó cinco juegos manteniendo el cero a favor arrancando un torneo y que escalan posiciones en la Tabla General, no es suficiente para Jürgen Damm, ya que el puntero por derecha quiere todo.
Staff
agosto 11, 2016, 10:40 am

Damm

A pesar de su etiqueta de invictos, que ligan cuatro partidos sin tolerar gol, que van por el récord impuesto por Cruz Azul, quien generó cinco juegos manteniendo el cero a favor arrancando un torneo y que escalan posiciones en la Tabla General, no es suficiente para Jürgen Damm, ya que el puntero por derecha quiere todo.

Para nadie es secreto que el once universitario ha cosechado logros trascendentales en los últimos años, es por ello que el conformismo no forma parte de la mentalidad de ningún jugador aurizaul.

“Hacer muchos puntos, hacer un récord, llegar a la Liguilla y quedar campeones”, nada más es lo que tiene como objetivo el espigado jugador, quien salió de un problema de pubalgia que no le había permitido aparecer en las dos anteriores jornadas.

“Este equipo va por buen camino, se han hecho las cosas muy bien y aunque al principio la gente y la misma prensa tenían dudas sobre el funcionamiento del equipo, la realidad es que llevamos cinco partidos, contando el partido de Campeón de Campeones, sin recibir gol”, detalló Damm.

Las lesiones han seguido al jugador universitario, sin embargo, el estratega Ricardo Ferretti mantiene su confianza en él para ocuparlo como titular tan pronto se recupera, aunque cabe señalar que ahora los punteros felinos son Javier Aquino e Ismael Sosa.

“Estoy muy agradecido con Tuca porque desde que regresé de la lesión ha hablado mucho conmigo.

“Él sabe que tengo que recuperar mi nivel, pero tiene mucha confianza en mí”, puntualizó Jürgen Damm, quien al menos este domingo en Toluca, estará listo como suplente, en el partido ante Diablos Rojos.

"Monterrey está para todo": Celso

Celso

Luego de lograr la victoria que se necesitaba para levantar el animo, Monterrey esta para todo y podría enracharse y pelar el campeonato, así lo comentó el mediocampista Celso Ortiz, ya con la mente puesta en el partido de este sábado en que Rayados recibe al Necaxa dentro de la J5 del Apertura 2016.

El mediocampista paraguayo dijo estar repuesto del golpe que sufrió ante Cruz Azul, y aunque le costó por el viaje a Haití y León, asegura estar en condiciones de participar en el juego ante Necaxa.

Respecto a la posibilidad de enracharse desde este juego, Ortiz dijo: “Creo que si, hay que estar convencidos de los pasos que podemos dar, ya demostramos, dimos un buen primer paso, ahora creo que vamos a seguir con esa racha.

"(Monterrey) esta para todo, creo que si seguimos así por ese camino, creo que vamos a pelear el campeonato”.

Reiteró que la bienvenida que le han dado sus compañeros le hace sentir muy bien y de a poco se esta acoplando a lo que quiere el entrenador y a lo que quiere el equipo, destacando que la victoria fue importante en el aspecto anímico: “Muy importante, porque estábamos buscando eso, no se nos estaba dando pero contra León decidimos.. vamos a hacer cambiar el chip y entramos con todo, bueno, ganar fue importante y ahora estamos muy motivados con eso y también queremos ganar aquí en casa”.

Después de sus primeros partidos en el futbol mexicano, Ortiz asegura que es muy competitivo y siempre se esta a “full”, algo que le han dicho colegas paraguayos, aunque admitió que lo más difícil en su adaptación al equipo ha sido el calor que reina en la ciudad.

Al comentar sobre su estado físico, Ortiz recordó el golpe que sufrió ante Cruz Azul: “Quizá fue algo que nadie esperaba, que no quise que pasara, pero ya pasó, en la semana contra León entrené a parte y creo que me ha costado un poquito, más los viajes que fuimos de Haití a León, me ha costado, pero ya me quiero olvidar de eso.

"Estoy al cien, me estoy entrenando para eso y me estoy poniendo al tope que es lo que quiere el entrenador y los compañeros”.

Respecto al rival en turno, el Necaxa, que llega como el equipo de reciente ascenso, Ortiz rechazó tomar en cuenta esta condición: “En mi opinión creo que hay que dar todo en cada partido, sea el rival que sea, hay que respetarlo y entrar a ganar, lastimosamente en otros partidos no se nos dio, pero ahora queremos ganar en nuestra casa y con nuestra gente”, concluyó Celso Ortiz.

En un flashazo quedaron fuera

Clavadistas

Los clavadistas mexicanos Rommel Pacheo y Jahir Ocampo se quedaron cortos en su intento de obtener una medalla para la delegación tricolor, que aún desconoce el podio en Río 2016.

Pacheco y Ocampo finalizaron en la quinta posición en trampolín de tres metros combinados con 405.30 puntos.

Pero aún, salieron de la fosa de clavados en medio de una confusión y un mar de cuestionamientos.

En el que sería su sexto clavado, Ocampo aseguró que se distrajo por una luz que encendieron frente a él, que al final provocó un mal desempeño.

"Estábamos en el trampolín y cuando comenzamos a caminar se prendieron unas luces de arriba del trampolín y fallamos el clavado", dijo.

Ocampo aseguró que al solicitar que el juez repitiera su turno creyó que la respuesta era afirmativa. Pero era el caso contrario.

"Me imagino que México presentará una protesta formal, pero eso no va a cambiar el resultado", dijo Pacheco.

En tanto, el director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deportiva de México se quejó del resultado y del veredicto de los jueces, a través de su cuenta de Twitter.

"Las represalias por no regalar 15 millones de dólares ahí están", escribió en referencia a los problemas con la Federación Internacional de Natación (FINA), por la cancelación en México del Campeonato Mundial del 2017, que costarían alrededor de 15 millones de dólares.

México aún no se apunta en el medallero de los Juegos de Río 2016.

// El Porvenir