La Carpeta:
1 de 10
 
Hay quienes dicen que el mundo del espectáculo es el mismo circo de la política, pero con diferente escenario, con diferentes luces y con diferente público, pero con un mismo libreto: ganar adeptos a como sea y en donde sea.
Miguel Angel Arritola
abril 9, 2018, 6:12 am

Yo creo que el día que mis dedos ya no tengan esas fuerzas para "teclear" o mi mente ya no tenga esa capacidad de asombro con todo lo que veo y escucho, yo creo que ese día diré: "Arritola, es hora de hacer lo que tu padre te dijo: Ponte a vender tacos".

Y es verdad, a mí me gustaría poner un restaurante y vender comida, como mi papá y mi mamá. Los tacos de harina me quedan deliciosos. No veo el por qué un día no cambie mi lap por una parrilla de estufa.

Quizás por ello no veo descabellada la idea de que algunos personajes que vivieron de la televisión cambien ahora el escenario y las luces por otro escenario y otros reflectores.

No sé mucho de política, bueno, sí sé, pero no entro mucho en ella; no es mi rama, no es mi fuerte, aunque he estado en algunos periódicos al frente de secciones de política, esta área no abraza mi pasión, bueno, sí la abraza, bueno, equis, bueno, palabra de brujo, bueno, no.

Pero lo que ahora sí abraza mi atención es que personajes del espectáculo están poniendo su visión en otros horizontes: el de la política.

Hay quienes dicen que el mundo del espectáculo es el mismo circo de la política, pero con diferente escenario, con diferentes luces y con diferente público, pero con un mismo libreto: ganar adeptos a como sea y en donde sea.

Pero hay quienes aseguran que estos personajes de la televisión sólo lo hacen por percibir un "extra" en su carrera, cosa que no es nada reprochable a como están las cosas.

Y hay otro sector del público que se toma esto como una burla y un insulto al intelecto del mexicano.

"¿Cómo es posible que tal o cual personajes quiera ser diputado o diputada?"

Será el sereno, será la lluvia, será la vieja Inés, pero así están las cosas hoy en día.

Las redes están que arden al cien por ciento con Ernesto D´Alessio y su postulación a diputado federal olurinominal por el Partido Encuentro Social (PES); el hijo de Lupe D´Alessio es de admirarse porque es actor, cantante, padre de familia, esposo, conductor de televisión, animador, y mil cosas más. Quien quite y aquí sí pegue el chicle y dé una sorpresa a todos los incrédulos. Tiene la seriedad para convencer a la gente. ¿Los conocimientos? Ya lo dijo una vez en vida Whitney Houston: "Son pequeñeces".

Después llega Alfonso ("Poncho") De Nigris, un ex Big Brother que ahora busca ser diputado de Nuevo León por el Partido Verde Ecologista de México."Poncho", (para la raza), en su momento fue conductor de televisión y  no dejó muy bien parada su imagen ante al público al hacer estragos a los de la clase humilde, a los que como él, no tienen "ascendencia Italiana".

Peroooooo ahora, "Poncho", (para la raza), al parecer, cambió su visión de ver la vida, de ver a sus compañeros de "tez morena", digamos que ya no los mira por sobre el hombro, ahora se hace de la "vista gorda" y ni modo, él sabe que si quiere hueso, tendrá que ver a los del "salario mínimo" como personajes de sangre azul, bueno, mientras dure la campaña, ya después, que le salga lo "italiano".

Y después de "Poncho", (para la raza), llega Brenda Bezares, una mujer hermosa, sin duda alguna, que también estuvo frente a las cámaras de televisión de Multimedios y ahora es candidata a diputada local por el Distrito 4 en Guadalupe Nuevo León.

Debo ser sincero, amé su franqueza al decir que no cuenta con la preparación académica adecuada, pero trae las ganas de servir al ciudadano.

Yo creo que el día que mis dedos ya no tengan esas fuerzas para "teclear" o mi mente ya no tenga esa capacidad de asombro con todo lo que veo y escucho, yo creo que ese día diré: "Arritola, es hora de hacer lo que tu padre te dijo: Ponte a vender tacos".

Ahh... pero se me olvidó decir una cosa: tengo más de 30 años haciendo tacos para la "raza", tengo más de 30 años cocinando, porque hasta para eso se necesita estar en contacto con lo que se desea, y hasta para hacer tacos, debemos de ser entregados, porque no sólo basta con "querer"y "postular", bueno, eso diría mi santo padre.