La Carpeta:
1 de 10
 
Nuevo León se declaró en alerta ante la llegada de posibles remanentes del huracán “Willa”. Con participación de autoridades de los tres niveles de gobierno, Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno, encabezó la instalación del Comité de Seguridad de Contingencias Hidrometereológicas.
Staff
octubre 23, 2018, 9:48 am

Nuevo León se declaró en alerta ante la llegada de posibles remanentes del huracán “Willa”.

Con participación de autoridades de los tres niveles de gobierno, Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno, encabezó la instalación del Comité de Seguridad de Contingencias Hidrometereológicas.

Clasificado en categoría 4, Willa, cuyos remanentes podrán llegar a Nuevo León a partir del próximo jueves, se ubica al sur-suroeste de Cabo Corriente, Jalisco.

El llamado es a extremar precauciones y mantenerse al pendiente de las recomendaciones de las corporaciones de auxilio.

"Dejamos instalado a partir de este momento el Comité de Contingencias y estaremos al pendiente resguardando a la ciudadanía de Nuevo León".

"La Secretaría General de Gobierno, las autoridades federales, todos, iniciamos con la coordinación de municipios y todas las demás autoridades federales, normalmente existe la coordinación, pero ahora vamos ya directos sobre este fenómeno”, expuso.

Al respecto, Luis Fernando Uc Nájera, delegado de la Conagua, refirió que el fenómeno tocaría tierra en las próximas horas.

Aunque entra por las costas del Océano Pacifico, resaltó, es importante no bajar la guardia.

"Es muy importante que nos mantengamos al pendiente, evidentemente el día de hoy la atención más grande está en las costas del Pacífico donde se espera que impacte este huracán luego transitará por la Sierra Madre, eso debilitará un poco el huracán, pero vale la pena prepararse".

Miguel Perales, subdirector operativo de Protección Civil Nuevo León, mencionó que se mantiene vigilancia en afluentes de agua y puntos de riesgo.

Tan solo en el área metropolitana se tienen detectados 70 puntos de riesgo, siendo los pasos a desnivel uno de los principales problemas.

Evitar cruzar lugares de riesgo como ríos, arroyos, corrientes de agua, pasos a desnivel; tener cuidado con instalaciones eléctricas, estructuras, anuncios panorámicos y postes; e intentar permanecer en un lugar seguro y no arrojar basura, son parte de las recomendaciones.

A ellas se suma el no transitar por calles inundadas; circular despacio con luces encendidas, intermitentes y cinturón de seguridad; además de tener a la mano los teléfonos de emergencia.

"Seguiremos vigilando los cauces de ríos, arroyos, canales y afluentes de agua de Nuevo León junto con los municipios, principalmente en el área metropolitana y zonas de riesgo", agregó.

La Red de Albergues estará disponibles para atender a todo aquel que requiera resguardo.

Cualquier emergencia se atenderá en el teléfono 9-1-1.

// El Porvenir