La Carpeta:
1 de 10
 
De ganar el Oscar a mejor director, el próximo domingo, Guillermo del Toro consolidará el mejor momento que viven cineastas mexicanos en la historia de Hollywood.Sería la cuarta ocasión que el galardón recaiga en un realizador mexicano en los últimos cinco años.
Staff
marzo 1, 2018, 7:30 am

De ganar el Oscar a mejor director, el próximo domingo, Guillermo del Toro consolidará el mejor momento que viven cineastas mexicanos en la historia de Hollywood.Sería la cuarta ocasión que el galardón recaiga en un realizador mexicano en los últimos cinco años.

Del Toro, nacido en Guadalajara, con su trabajo en “La forma del agua” ("The shape of water") es considerado superfavorito para ganar esta estatuilla y, de manera unánime, críticos de cine lo perfilan como triunfador.

El realizador tiene detrás de él un respaldo apabullante, ya que ha arrasado en todas las entregas en que ha sido nominado como en los Globos de Oro, del Sindicato de Directores de America (DGA), Critic’s Choice y premios BAFTA, entre otros.

En 2014, Alfonso Cuaron se convirtió en el primer director mexicano en ganar el Oscar con su trabajo en “Gravity”.

Al año siguiente su compatriota Alejandro González Inárritu se llevó la estatuilla por “Birdman” y de forma impresionante repitió con “The revenant”.

Esa racha pocas veces vista en esta entrega para directores de una misma nacionalidad fue rota el año pasado, cuando el mejor director se lo llevó el realizador francés Damien Chazelle por “La La Land”.

Destaca además que Cuaron, González Inárritu y Del Toro son llamados “los tres amigos” porque además de trabajar en esta competida industria han forjado una amistad de décadas.

Meghan Markle muestra su apoyo a los movimientos 'Times up' y 'Me too'

Meghan Markle mostró públicamente su apoyo a los movimientos contra el acoso sexual "Me Too" (Yo también) y "Time's Up" (Se acabó el tiempo) y opinó, frente a su prometido, el príncipe Enrique, y los duques de Cambridge, que es "el mejor momento" para secundar estas causas.

Markle se sumó hoy por primera vez a un acto oficial junto a su futuro marido, el príncipe Enrique, y los Duques de Cambridge de éste en un foro en Londres donde debatieron proyectos pasados, presentes y futuros de la Fundación Real, una institución benéfica creada hace siete años.

La ex actriz, que contraerá matrimonio con el príncipe Enrique el próximo 19 de mayo, aprovechó la ocasión para exhibir su feminismo y afirmó que no le gusta cuando oye a la gente afirmar cosas como "ayudemos a las mujeres a encontrar su voz".

Las mujeres ya tienen una voz, pero se tienen que sentir empoderadas para usarla, y la gente tiene que escucharlas", aseveró.

En el acto, el príncipe Guillermo, su esposa, Catalina, y su hermano menor, Enrique -los tres patrones conjuntos de la citada Fundación-, charlaron sobre el trabajo que ésta desempeña en diferentes proyectos para proteger a excombatientes de guerra lesionados, preservar la vida silvestre y promover la buena salud mental.

El evento, celebrado en la City de Londres -centro financiero de la capital británica-, fue inaugurado por el primogénito de Carlos de Inglaterra y la fallecida Diana de Gales, quien destacó la filosofía de la organización: "No buscamos victorias rápidas, sino esforzarnos para lograr una diferencia real y duradera".

Inaugurada en 2011 por Enrique y Guillermo, la Fundación Real se estableció como un vehículo para llevar a cabo sus proyectos filantrópicos y benéficos.

En su intervención, el duque de Cambridge dijo que se inspiró en sus padres, a los que calificó de "ejemplo de diligencia, compasión y servicio", así como en sus abuelos, la reina Isabel II y el duque de Edimburgo, ya retirado oficialmente de la vida pública.

De la soberana británica y su esposo, el príncipe Guillermo remarcó que "han prestado apoyo a obras benéficas durante décadas de servicio a la nación y a la Commonwealth", la Mancomunidad británica de naciones.

"Nuestro trabajo ha sido seguir el ejemplo de aquellos que han llegado antes que nosotros, aferrarnos a los valores que siempre han guiado a nuestra familia, y buscar implicarnos en la vida pública de manera actual para nuestra generación", afirmó.

El príncipe Guillermo agregó que tienen constancia de que "el sector de las organizaciones benéficas moderno es muy diferente a aquel en el que trabajaban las generaciones previas".

"La generosidad de los británicos y su pasión creativa y emprendedora que se encuentra en el centro de las comunidades ha visto crecer el número de organizaciones desde unos pocas miles en la década de los cincuenta hasta alrededor de 180.000 hoy", apuntó.

Entre otros proyectos destacados hoy figuran desde los Juegos Invictus -campeonato en el que participan veteranos de guerra lesionados-, hasta la campaña Heads Together, que insta al país a abordar los problemas de salud mental.

En todas esas iniciativas, subrayó el príncipe, "la Fundación ha escuchado y ha sido aconsejada por organizaciones y expertos, en lugar de fingir que tenemos todas las respuestas".

"En todos (los proyectos) nos han visto uniendo a las personas, formando equipos y coaliciones y trabajando para lograr, juntos, marcar diferencias", agregó.

Se despliega la alfombra roja a cuatro días de los Oscar

La Academia de Hollywood desplegó la alfombra roja de la 90 edición de los Oscar a falta de cuatro días para la gran fiesta del cine, fecha para la que se teme que el frío y las precipitaciones hagan acto de presencia.

La organización, como ya hiciera en años recientes, ha colocado una enorme carpa de plástico en la zona exterior del Teatro Dolby, en Hollywood (California), que protegerá a la alfombra roja de las posibles lluvias en los próximos días y que se volverá a usar el domingo en caso de ser necesario.

Curiosamente, el color de la alfombra en inglés recibe el nombre de "Academy Red" (rojo Academia) pero, en realidad, tiende más al granate, un tono por el que la institución apostó hace ya 16 años.

La gran novedad de esta edición será la ausencia de enormes estatuillas doradas a lo largo de los 275 metros de alfombra roja, como era menester. La Academia de Hollywood no ha dado mayores explicaciones y simplemente ha trascendido que se apostará por otro diseño que mantendrá el mismo nivel de "glamour".

Las gradas en la zona, que acogerán a más de 700 afortunados, ya están listas, al igual que los 300 medios de comunicación acreditados para la ocasión, que vieron hoy cómo se daban los últimos retoques de chapa y pintura a la zona que este domingo se convertirá en la pasarela más seguida del mundo.

Mientras, en el interior del Teatro Dolby, que acogerá a más de 3 mil invitados en la gala, se llevan a cabo los ensayos, liderados por un Jimmy Kimmel que repite como presentador por segundo año consecutivo.

Además, los curiosos que caminan por la zona de Hollywood y Highland pueden, desde hoy y hasta el viernes, comprar parafernalia relacionada con la Academia y los Oscar en una tienda pasajera situada justo debajo de la entrada principal al Teatro.

"Tengo una enfermedad que quiere matarme"

El astro británico del pop Robbie Williams ha hablado sobre su batalla con ciertos problemas de salud mental, describiéndose a sí mismo como un luchador contra una enfermedad que está en su cabeza y quiere matarle.

Afortunada y desafortunadamente, dejado ante mis propios recursos, me inclino a sabotearlo todo. Tengo una enfermedad que quiere matarme y está en mi cabeza, así que debo protegerme de eso", declaró al tabloide inglés 'The Sun'.

Y aún ha añadido: "Algunas veces me abruma y otras es una herramienta que necesito para subir al escenario. A veces vivo en felicidad y es maravilloso.

Pero la mayor parte del tiempo soy un humano teniendo una experiencia humana, tratando de lidiar con las pruebas y tribulaciones de lo que sucede entre mis oídos".

Prosiguiendo con su relato, el músico británico de 44 años se ha sincerado todavía un poco más en tono reflexivo y confidente.

Las cosas por las que me he pasado, he estado cercano a... Es como, 'Por la gracia de Dios, voy'. Ha estado tan cerca tantas veces", comentó.

El pasado diciembre Robbie Williams habló con el NME sobre sus problemas de depresión y la percepción de la sociedad de las enfermedades mentales.

Habías escuchado palabras como 'depresión', pero no equiparaste eso con lo que está pasando contigo. No había nada realmente en los medios para describir lo que estaba pasando o cómo me sentía. Simplemente sabías que estabas viviendo en tu cabeza y no entendías lo que era", destacó.

// El Porvenir / Medios