La Carpeta:
1 de 10
 
Una denuncia contra quien resulte responsable, presentaron comerciantes de mercados rodantes de Escobedo, contra la CTM y quien resulte responsable de esta central obrera, por cobros de piso que les están realizando para poder trabajar.
Staff
agosto 9, 2016, 6:42 am

Comerciantes

Una denuncia contra quien resulte responsable, presentaron comerciantes de mercados rodantes de Escobedo, contra la CTM y quien resulte responsable de esta central obrera, por cobros de piso que les están realizando para poder trabajar, quienes fueron acompañados por regidores del Cabildo del municipio de Escobedo.

Lo anterior fue un revés para el dirigente de la CTM en el estado, Ismael Flores, quien en la semana pasada denunció que el municipio era quien cobraba piso a los comerciantes y en muchos casos sin entregar un recibo por el pago, asegurando que el municipio estaba robando a los comerciantes, y ahora sorpresivamente, comerciantes de los mercados rodantes, junto con ediles municipales, lo denunciaron a él por cobro indebido de cuotas.

Los vendedores afirmaron que la CTM les cobra indiscriminadamente en todos los municipios en los que ofrecen sus productos dentro de los mercados rodantes, por lo que también pidieron a los alcaldes metropolitanos que se ocupen de hacer cumplir la ley.

En la denuncia presentada ante la Subprocuraduría Anticorrupción, por la regidora Liliana Hernández, y la síndico segunda Lucía Aracely Hernández López, se señala además la responsabilidad de los diputados locales del PRI Maribel Villalón y José Luis Garza Ochoa.

Así como de los regidores del Cabildo de Escobedo, José Rogelio Pérez Garza, Lorena Velázquez, Walter Asrael Salinas Guzmán y Américo Rodríguez Salazar; en la denuncia también se señaló el nombre de los cetemistas Álvaro Flores y Rodolfo Ambriz.

Los vendedores dijeron que por cada mercado al que acuden en Escobedo y el resto de los municipios metropolitanos les cobran 100 pesos de cuota, sin importar si vendieron o no.

También dijeron que cuando ellos no hacen caso de las órdenes de la CTM, existen represalias contra ellos y sus familiares; en el lugar estuvieron presentes unas 30 personas que pertenecen a mercados rodantes del área metropolitana.

ADMITE ADRIÁN QUE CENTRALES COBRAN CUOTAS

Luego del conflicto que se está viviendo en el municipio de Escobedo con los comerciantes de mercados rodantes, que se quejaron por el cobro de piso que les hace la administración municipal de Escobedo, el alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza Santos, señaló que en el municipio de Monterrey sí se cobra una cuota a los mercados por instalarse en calles de la ciudad, además de que podían hacer el pago a representantes de las centrales obreras a las que estaban adheridas los comerciantes.

Lo anterior, luego de responder el alcalde regio al cuestionamiento de que si en Monterrey, no se habían presentado manifestaciones de inconformidad de comerciantes de mercados rodantes, por estos cobros.

“No hemos tenido asuntos similares a los que se están presentando en Escobedo hasta ahorita, Monterrey está al corriente en los pagos, esto representa entre 270 mil 280 mil pesos mensuales de ingreso para el municipio de Monterrey”, indicó.

“Hay un tipo de permiso que se le llama colectivo, que tiene muchos años de estar funcionando y trabajando en Monterrey y no es solamente para esa central obrera (CTM), es para algunas otras centrales obreras, e, inclusive, para algunas asociaciones y partidos políticos, quienes se acercan con esta posibilidad y se ha estado trabajando”, agregó.

Señaló Adrián de la Garza que en Monterrey hay mercados que tienen muchos años de estar trabajando en las colonias del municipio, sobre todo en la zona norponiente, zona sur y otras áreas cercanas al centro de la ciudad, mercados que, dijo, incluso ya son parte del propio barrio donde venden.

“Delimitamos un espacio donde se puede colocar el mercado, mandamos gente que verifique que ocupan el espacio nada más en el cual tiene permiso, y ese espacio es el que se cede por una retribución al municipio y algunas centrales o asociaciones invitan a gente para que pueda ocupar esos espacios”, manifestó.

“Se paga en el municipio de Monterrey por parte de la central (obrera), en teoría se supone que no se debe de cobrar, pero así es, aunque está facultado por el reglamento a final de cuentas, porque se hace un permiso colectivo”, añadió.

// El Porvenir