La Carpeta:
1 de 10
 
Al desconocer el esquema de coordinaciones establecido por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón se negó a comunicarse con Judith Díaz, coordinadora del próximo gobierno federal en Nuevo León.
Staff
agosto 10, 2018, 7:22 am

Al desconocer el esquema de coordinaciones establecido por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón se negó a comunicarse con Judith Díaz, coordinadora del próximo gobierno federal en Nuevo León.

Luego que la ex candidata al Senado indicó que esperará a que sea el mandatario estatal quien la contacte, el “Bronco” adelantó ayer que no lo hará.

Semanas atrás, el Ejecutivo estatal calificó el modelo como una idiotez, y aseguró que su trato con el próximo presidente sería directo.

“No le voy a hablar nunca, que no se espere, no le voy a hablar nunca, para mí no existe ese tema, todavía no es presidente Andrés Manuel y a mí no me ha comunicado nada. Punto”, manifestó.

Refirió que su equipo de trabajo ya se contactó con el equipo de transición del tabasqueño, a efecto que establecer proyectos a realizar durante el próximo sexenio.

El proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2019, será uno de los temas sobre la mesa.

“Ya me puse en contacto con su equipo, ya todo el equipo de gobierno está trabajando con todo su equipo de transición, estamos trabajando muy bien, yo ya hablé con Poncho Romo, quedamos de reunirnos en estos días”.

“Yo quiero que primero todo el equipo nuestro trabaje con el equipo del nuevo presidente, trabajemos en el conceso de lo que debemos platearle al nuevo presidente y estemos todos en ese acuerdo”.

Por otro lado, cuestionado respecto al planteamiento de los diputados locales electos por Morena, quienes ofrecieron reducir al 50 por ciento el sueldo de alcaldes y el propio gobernador, Rodríguez Calderón señaló que en su caso acatará lo que así decida el Congreso local.

No obstante, recordó que es el gobernador con el menor salario en el país, a tal grado que incluso los legisladores perciben más que él.

“Ellos pueden hacer lo que quieran, yo voy a hacer lo que los diputados me digan”.

“Si los diputados dicen que debemos ganar cero, pues vamos a ganar cero, yo no hago las leyes, yo aceptaré las leyes que el Congreso haga y las vamos a cumplir”.

“(Pero) soy el gobernador que menos gana en este país, los diputados ganan más que yo, y los de Morena también ganan más que yo”, añadió.

// El Porvenir