La Carpeta:
1 de 10
 
Debido a que han sido solo especulaciones, rumores y no hay nada formal por las vías oficiales, el Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional en Nuevo León, no puede sancionar ni quitarle derechos políticos al ex gobernador Rodrigo Medina de la Cruz.
Staff
agosto 15, 2016, 7:17 am

PRI

Debido a que han sido solo especulaciones, rumores y no hay nada formal por las vías oficiales, el Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional en Nuevo León, no puede sancionar ni quitarle derechos políticos al ex gobernador Rodrigo Medina de la Cruz.

Lo anterior lo advirtió el líder tricolor en Nuevo León, César Cavazos, al subrayar que de la manera oficial él no está notificado de nada en este asunto, ni de Medina de la Cruz, de ningún otro político tricolor vinculado a proceso por la “Operación Tornado”.

Refirió que al contrario, el proceso legal a llevarse a cambio por los estatutos y los organigramas del PRI son muy distintos a lo que se piensa, ya que primero se debe de presentar la queja ante el Comité Ejecutivo Nacional del PRI y de ahí, éste notificar al Comité Directivo Estatal en Nuevo León.

Bajo esta visión, César Cavazos dijo que no se debe de especular en el tema, al contrario, demandó a quienes desean así someter a Medina de la Cruz, como a cualquier otro priista a despojárseles de sus derechos partidistas, a que presenten sus quejas en México y luego les sean notificados cómo llevar el caso.

“El presidente del PRI en Nuevo León, César Cavazos, señaló que: “Quienes quieran despojar de sus derechos políticos al ex gobernador Rodrigo Medina, como o cualquier miembro de su partido vinculado un proceso, tendrá que parar primero por el CEN del tricolor para que a su vez notifiquen el Consejo Estatal de aquí, y proceder a su análisis, antes no”.

César Cavazos señaló que: “Al día de hoy, el PRI en Nuevo León no tiene ninguna denuncia y esto sólo han sido especulaciones”.

Y es que este asunto en particular ha generado muchas especulaciones, en especial porque Rodrigo Medina intentó tramitar un segundo amparo para evitar su comparecencia en la audiencia, pero Eduardo Javier Sáenz Hernández, del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Penal, lo rechazó.

// El Porvenir