La Carpeta:
1 de 10
 
Un grupo de 35 indocumentados procedentes de Honduras y Nicaragua, fueron interceptados por las autoridades en un autobús comercial en el municipio de Galeana, tras una revisión de la policía municipal.
Staff
octubre 17, 2018, 6:50 am

Un grupo de 35 indocumentados procedentes de Honduras y Nicaragua, fueron interceptados por las autoridades en un autobús comercial en el municipio de Galeana, tras una revisión de la policía municipal.

La ubicación de las personas fue ayer martes alrededor de las 12:35 horas, y además de la policía local, arribaron al lugar elementos de Fuerza Civil de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, y personal del Instituto Nacional de Migración.

Los hechos fueron en el lugar conocido como La Ascensión, en el ejido El Molino, municipio de Galeana, al sur de Nuevo León, sin que fuera detenido el operador del autobús, ya que era un viaje normal, trascendió tras lo sucedido.

Las personas aseguradas son 17 mayores de edad, de Honduras, un nicaragüense mayor de edad, y 17 menores de edad, hondureños, en total 35 personas.

La policía recibió el reporte de tráfico de personas indocumentadas en la carretera 61, en dirección de Aramberri al municipio de  Galeana, a lo que acudieron elementos de la Policía Estatal de Fuerza Civil a verificar.

Al arribar al lugar los uniformados confirman el tráfico de personas, mismas que viajaban en un camión gris de pasajeros, con número económico #6208, placas 39HA6C, de grupo Senda.

Los hechos se registraron en el ejido El Molino, ubicado sobre la carretera 61, municipio de Galeana,  donde en coordinación entre personal del Instituto Nacional de Migración, la Policía Estatal y Municipal se detuvo al camión con los indocumentados originarios de Honduras  y Nicaragua, y entre los que había algunos menores de edad.

Las personas indocumentadas fueron trasladadas a Monterrey,  a las instalaciones de la dependencia federal en la Avenida Lázaro Cárdenas, al sur de la ciudad.

En el lugar se estableció que el autobús realizaba un viaje normal, procedente de Doctor Arroyo, y con destino a la ciudad de Monterrey, por lo que el operador de la unidad no fue detenido.

La finalidad de los hondureños y nicaragüenses era llegar a la frontera con Estados Unidos, país al que pretendían arribar luego de haber dejado sus comunidades de origen.

En vehículo del Instituto Nacional de Migración, los indocumentados fueron trasladados a Monterrey.

Las autoridades trataban de establecer cómo es que habían llegado a Doctor Arroyo el grupo de personas, aunque presume que los trasladaron en algún vehículo particular, para luego continuar con el recorrido por su cuenta.

// El Porvenir