La Carpeta:
1 de 10
 
El cierre de la fase de grupos del torneo europeo de naciones está dejando partidos más interesantes y predecibles conforme los representativos van adquiriendo mayor ritmo, y llama la atención la gran capacidad de los conjuntos europeos en el juego aéreo, así como la ausencia de empates sin goles.
Staff
junio 18, 2012, 1:14 pm
Así es el futbol

Por Miguel España

EL UNIVERSAL

El cierre de la fase de grupos del torneo europeo de naciones está dejando partidos más interesantes y predecibles conforme los representativos van adquiriendo mayor ritmo, y llama la atención la gran capacidad de los conjuntos europeos en el juego aéreo, así como la ausencia de empates sin goles.

Hasta el momento hay selecciones que lucen muy sólidas, principalmente Alemania y España –a la espera de que los españoles confirmen su buen paso y podríamos incluir en esta lista a Francia e Inglaterra–; otros equipos sobreviven gracias a las individualidades que van ganando confianza poco a poco, como Cristiano Ronaldo, que logró un doblete con Portugal, o tienen altibajos de un partido a otro, principalmente los griegos, los checos y tal vez los italianos.

Dos de los cruces para los cuartos de final ya están definidos: el choque entre Alemania y Grecia parece demasiado disparejo, porque los alemanes llegan muy equilibrados, poderosos en su estilo de toque y verticalidad, aunque los helenos parecen especialistas en lograr resultados sorpresivos. Por otro lado, tanto portugueses como checos son dos equipos impredecibles y lucen parejos para alcanzar las semifinales.

Sobresale la gran decepción de Holanda, que llegó como subcampeona del mundo –un aspecto que no favorece mucho en la historia de la Eurocopa, con siete fracasos similares en las ocho ocasiones que una selección europea llegaba como subcampeona mundial– y terminó eliminada después de 24 años en una fase de grupos sin ningún punto.

La puesta en escena de uno de los conjuntos más limitados para jugar según los principios del futbol total de la Naranja Mecánica, muy alejado de aquel equipo campeón de Europa en 1988, ha evidenciado que tanto las claves tácticas y futbolísticas del modelo heredado hace algunas décadas por Rinus Michels y Johann Cruyff, han venido a la baja o se han trabajado de un modo inapropiado para que las nuevas generaciones los interpreten y adapten a la estructura del futbol contemporáneo. El cuadro naranja llegaba con una base de aquel equipo subcampeón en Sudáfrica, contando con individualidades en el juego ofensivo de jerarquía en los clubes europeos, pero incapaces de ayudar a una defensa perdida y que no mostró capacidad para jugar y salir con el balón en el césped. Asimismo, una de las posibles causas de este bajón futbolístico es el desgaste anímico y psicológico de algunas piezas importantes después de una temporada larga en sus clubes.

A nivel nacional, los clubes de México siguen sorprendiendo con negociaciones que parecen un poco delicadas, pues se trata de jugadores con gran experiencia y que seguramente ejercerán un liderazgo importante dentro y fuera del campo, pero podrían generar ciertas dudas respecto de su rendimiento en una etapa de su carrera profesional que podría acercarse al final. La llegada del colombiano Luis Perea a Cruz Azul y de Raúl Tamudo a Pachuca, jugadores que vivieron buenos momentos en la Liga española con Atlético de Madrid y Español de Barcelona, respectivamente, además de los refuerzos realizados por Pumas en las semanas pasadas, han provocado que algunos equipos cambien significativamente su promedio de edad de un torneo a otro y tendrán que pasar un examen cada semana.

Comentarios: elcapiespana@gmail.com