La Carpeta:
1 de 10
 
Dos oficiales de la Policía municipal de Hidalgo implicados en 8 ejecuciones y que tenían una casa de seguridad en dicha localidad, fueron detenidos tras un operativo realizado por la Procuraduría de Justicia.
Staff
diciembre 14, 2017, 8:47 am

Dos oficiales de la Policía municipal de Hidalgo implicados en 8 ejecuciones y que tenían una casa de seguridad en dicha localidad, fueron detenidos tras un operativo realizado por la Procuraduría de Justicia.

Los delincuentes confesaron que trabajaban para un grupo de la delincuencia organizada y señalaron que los cuerpos de varias de las víctimas fueron enterrados en un lote baldío.

La Procuraduría General de Justicia informó que los hechos salieron a relucir cuando estaban investigando un crimen cometido en el municipio de El Carmen.

Hasta el momento las autoridades no han revelado la identidad de los policías, pero trascendió que entre los detenidos está un hermano del director de Seguridad Pública de Hidalgo.

Las autoridades estatales informaron que los sujetos fueron capturados mediante una orden de aprehensión por homicidio y secuestro.

Fue la madrugada de ayer miércoles, cuando más de 40 elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, llegaron al sitio para detenerlos.

Uno de los policías confesó que su casa ubicada en el primer cuadro de Hidalgo, era utilizada como casa de seguridad.

Por lo cual, los agentes solicitaron una orden de cateo para poder ingresar al interior de la vivienda, donde se aseguraron varias armas largas, cartuchos y equipo táctico.

Las autoridades indagan un paraje donde los detenidos y el grupo criminal al que presuntamente pertenecen, habrían enterrado los cuerpos de sus víctimas.

La mayor parte de las víctimas son personas que trabajan para un grupo rival al que ellos pertenecen.

Pero desafortunadamente también están implicados en los hechos, varios comerciantes a los que secuestraron para obtener dinero fácil.

Las autoridades indicaron que los sujetos fueron trasladados a las oficinas de la AEI, en espera que un Juez de Control ordene su internamiento en el Penal del Topo Chico.

Todo un “ejército” de peritos de Servicios Periciales llegó al municipio de Hidalgo, para iniciar las indagatorias.

// El Porvenir
LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web