La Carpeta:
1 de 10
 
Los que deberían entender que el apellido no es punto de partida es el muchachito Basave que siente que la virgen le habla por ser nieto del Dr. Agustín Basave Fernández del Valle y Luis Donaldo Colosio que siente que tiene los votos en la urna por ser hijo del candidato asesinado.
Chava Portillo
abril 6, 2018, 2:55 pm

Será el sereno pero ayer que vimos repletas las oficinas de la CEE -Comisión Estatal Electoral- no pudimos más que sentir tristeza y decepción porque muchos de los aspirantes a los puestos son personajes que saltaron como chapulines de un escritorio a otro y así sea tricolor o azulado, amarillo o morado queda en claro la desfachatez con que cambian de partido como cambiar de calcetines.

Otra decepción es que predominan los mismos individuos reciclados, Cristina Díaz deja una Senaduría para seguir como alcaldesa, Daniel Torres de diputado sueña con la misma silla en Guadalupe mientras el poca braza Paco Cienfuegos al ver que Guadalupe no le daría oportunidad de reelegirse optó por irse de diputado ilusionando convertirse en el pastor del rebaño de los tricolores.

Sigue la mata dando, el capulina César Garza, como león de circo de banco en banco, fue alcalde de Apodaca, después de Guadalupe, luego líder priista ahora va de nuez por Apodaca, no me pregunte si con merecimiento o no, lo importante es la llegada.

Los que se quedaron en el camino, el takechi Héctor Gutiérrez que se creyó de las mujeres consentido y si bien es cierto que su patrimonio no es precisamente de menesteroso porque le dieron oportunidad de retacar los bolsillos tanto Manlio Fabio Beltrones y después el que no sabía “ler” Aurelio Nuño, se quedó con las ganas de seguir en su carrera a la gubernatura.

Otro que suspiraba por ser “Juan Camaney” pero su magnífica actuación lo dejó fuera del juego es el regio más prominente en el equipo de Peña, Ildefonso Guajardo, que tiene entre su pandilla a otro picudo entre los picudos, Rogelio Cerda en la PROFECO que al momento en que les llegue su momento saltarán al proscenio donde pisan las estrellas.

Otro elemento digno de considerar es el movimiento naranja porque ante la ausencia de liderazgos, con su cantaleta pegajosa el arrogante y mamón de Samuel García llegará al Senado dejando con el bat al hombro al no menos mamón de Jorge Mendoza y la muchachita que metieron de relleno que solo la ampara ser hija de Pablo de los Santos.

Los que deberían entender que el apellido no es punto de partida es el muchachito Basave que siente que la virgen le habla por ser nieto del Dr. Agustín Basave Fernández del Valle y Luis Donaldo Colosio que siente que tiene los votos en la urna por ser hijo del candidato asesinado.

Los chavos de su edad que pudieran tener intención de votar por él, no conocieron a su padre ni saben quién es Mario Aburto ni que sucedió en Lomas Taurinas.

Pongamos los pies en la tierra y demos gracias a Dios que las campañas son cada tres años y duran medio año, porque si no, es para comprar un mecate para ahorcarnos.

MENUDENCIAS: Magnífico el enroque de nombrar a Bernardo González como secretario de Seguridad y al general Arturo González encargado de penales. Uno es mitad policía y mitad ciudadano que es lo que se necesitaba, el otro es cien por ciento verde olivo y los reos requieren mano dura.