La Carpeta:
1 de 10
 
El productor y guionista Dick Wolf expande su imperio. Tras producir exitosas franquicias como La ley y el orden (y las cuatro series derivadas de ella) y Chicago (y los tres shows que surgieron de ella), ahora probará suerte con la fuerza especial de la Oficina Federal de Investigación (en inglés, Federal Bureau of Investigation: FBI).
Staff
noviembre 7, 2018, 6:36 am

El productor y guionista Dick Wolf expande su imperio. Tras producir exitosas franquicias como La ley y el orden (y las cuatro series derivadas de ella) y Chicago (y los tres shows que surgieron de ella), ahora probará suerte con la fuerza especial de la Oficina Federal de Investigación (en inglés, Federal Bureau of Investigation: FBI).

Gracias a que el originario de Nueva York tiene a un familiar trabajando en dicha organización de seguridad estadunidense, es que surge FBI, serie protagonizada por Missy Peregrym, Sela Ward y Jeremy Sisto.

La trama sigue a la agente especial Maggie Bell (Peregrym) y su pareja, el agente Omar Adom OA Zidan (Zeeko Zaki), quienes unen sus talentos, intelecto y experiencia técnica para investigar casos de gran magnitud, incluyendo terrorismo, crimen organizado y contrainteligencia, para mantener a la ciudad neoyorquina y al país fuera de peligro.

“Es muy personal para él porque tiene un familiar trabajando en esto.

“Siempre quiso hacer este proyecto, que tenía años trabajando. Para mí es emocionante ser parte de una producción que a él le apasiona tanto.

“De hecho antes de que nosotros llegáramos a formar parte de la serie, él ya había construido este mundo. Como actriz es un alivio no tener que rellenar espacios porque él ya ha hecho todo el trabajo. Sabes qué vas a obtener cuando estás aquí, sabes que será muy realista”, dijo Peregrim ante diversos medios de comunicación internacionales.

Ebonée Noel, quien da vida a la analista Kristen Chazal, destacó que al ser una producción de Wolf, la manera en la que los agentes se enfrentan a los problemas será distinto a como lo abordan en La ley y el orden: Unidad de Víctimas Especiales.

“Somos distintos porque los crímenes son en una mayor escala, mayor acción, más escenas fuertes. El drama es distinto. Si bien Dick tiene su propio tono y un lenguaje común, es distinto como el FBI enfrenta los problemas. Nuestro programa trata de hacer una reflexión sobre lo que la gente piensa que es el FBI, pero no es tan político, mostramos hombres y mujeres que deben protegernos con sus mejores capacidades”, indicó.

En el primer episodio de la serie que se estrena hoy a las 22:00 horas por Universal TV, después de que se lanzara una bomba en un edificio residencial, los Agentes Especiales Maggie Bell y Omar Zidan investigan una posible guerra entre pandillas rivales, pero la investigación cambia de rumbo cuando sus principales sospechosos son descubiertos brutalmente asesinados.

“Estábamos preocupados por cómo sería el programa, si sería muy político, pero la verdad es que el FBI no debe serlo. Se debe dedicar a solucionar los problemas y mantener a la gente a salvo. Los agentes pierden su vida por proteger a todos y me gusta un programa en donde vemos si hay justicia.

“También me importa humanizar a estos hombres porque sólo vemos escenas donde son rudos, nunca oímos sus historias o sabemos quiénes son. Por ello es que me interesa que la gente sepa quiénes son y cuánto sacrifican de sus vidas por nuestra seguridad. No me interesa ser una superheroína, pero sí en interpretar todo lo que los agentes sacrifican para hacer esto”, destacó la actriz.

Sela Ward, quien interpreta a la agente especial Dana Mosier, líder de este equipo, señaló que ella necesitaba un pretexto para permanecer en la Gran Manzana y gracias al trabajo de Wolf, lo logró.

“Juraba que no haría otro programa de procedimientos, pero tampoco quería una comedia romántica. Escogí este proyecto porque Dick Wolf, a quien conozco desde hace años, me lo propuso. Teníamos años queriendo trabajar juntos y por cuestión de tiempo no se había podido. Estuvimos en esa danza en la que podíamos estar y luego necesitaba un pretexto para seguir en Nueva York y aquí estoy y parece que a la gente le está gustando.

“Fue una buena elección. A lo largo de mi carrera he tenido que lidiar con muchos productores hombres, con muchos jóvenes y han habido confrontaciones muy interesantes. No hablo del #MeToo sino de las dinámicas de género, por ello debe haber un balance en la conversación y con Dick la hay”, finalizó.

Salma Hayek llama a ejercer el voto en Estados Unidos