La Carpeta:
1 de 10
 
La economía mexicana creció a una tasa de 2.1% durante 2014 y por quinta vez en los últimos ocho años quedó por debajo de las expectativas que se generaron originalmente.
Staff
febrero 20, 2015, 11:15 am

empleo nota

La economía mexicana creció a una tasa de 2.1% durante 2014 y por quinta vez en los últimos ocho años quedó por debajo de las expectativas que se generaron originalmente.

El gobierno federal estimó en un principio que la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) sería de 3.9%; sin embargo, diversos choques externos e internos mermaron esa expectativa.

La caída en los precios del petróleo, la menor producción del crudo, los acontecimientos sociales y los problemas de inseguridad pública fueron los principales factores que incidieron en el menor dinamismo.

Asimismo, la entrada en vigor de la reforma hacendaria también tuvo un impacto negativo sobre el desempeño de la actividad productiva, principalmente del consumo e inversión.

Así, el crecimiento promedio de los dos primeros años de la administración del presidente Enrique Peña Nieto resultó de 1.75%, casi dos puntos porcentuales menos si se toma en cuenta que las previsiones de Hacienda eran de 3.7% en ese periodo.

Esa expansión promedio también se situó por debajo de lo que ha sido el crecimiento potencial del PIB mexicano en las últimas tres décadas, que es de 2.3%. El pasado miércoles, el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, dio a conocer que sus expectativas arrojan un avance de 2.1% durante 2014.

BBVA Bancomer, que también estimó un avance de 2.1% del PIB nacional el año pasado, destacó que en el último trimestre se observó un incremento de 0.8%.

Los principales elementos que sustenta ese crecimiento son un aumento moderado en la producción industrial durante el último trimestre del año, el desempeño favorable del sector servicios en la parte final de ese lapso y la mejora en las exportaciones manufactureras.

El director general de Análisis Económico de Banorte-Ixe, Gabriel Casillas, también pronosticó una expansión de 2.1% de la actividad productiva el año pasado.

Aunque reconoció una mejora en indicadores del sector de servicios y manufacturero, el experto afirmó que la recesión que atraviesa la producción minera, generada en su mayoría por la contracción en la producción petrolera, limitó la recuperación de la actividad industrial al final del año pasado.

El menor dinamismo en la actividad productiva durante 2014 ya generó un efecto de contagio hacia el presente año e incluso también en el próximo, ya que analistas del sector privado y corredurías comenzaron a revisar sus pronósticos de crecimiento económico a la baja.

Se espera que la mañana de este viernes, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dará a conocer el dato del crecimiento económico al cuarto trimestre del año pasado, y se espera que una vez que se sepa el resultado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público modifique su escenario del PIB de 2015 —entre 3.2 y 4.2% hasta el momento.

El Banco de México, IMEF, UBS, Banorte-Ixe, Scotiabank, Moody’s Analytics, son algunos de las instituciones que ya ajustaron sus previsiones y que incluso llegan a estar, en algunos casos, por debajo de 3% en 2015.

Cifras

3.9% DE EXPANSIÓN DEL PIB. Estimación que el gobierno federal había hecho; sin embargo, algunos choques internos y externos mermaron expectativa.

1.75% DE CRECIMIENTO. El promedio para los primeros dos años de gestión del presidente Enrique Peña Nieto, dos puntos por debajo de lo previsto.

// El Universal