La Carpeta:
1 de 10
 
El dueño de un negocio de venta y compra de chatarra fue ejecutado a balazos, mientras que dos personas más resultaron lesionados, por delincuentes que se desplazaban en una motocicleta, en Cadereyta.
Staff
diciembre 15, 2017, 8:17 am

El dueño de un negocio de venta y compra de chatarra fue ejecutado a balazos, mientras que dos personas más resultaron lesionadas, por delincuentes que se desplazaban en una motocicleta, en Cadereyta.

La ejecución fue reportada a las autoridades 15:00 horas sobre la carretera Cadereyta-Allende, a la altura del kilómetro 13 más 509, en la comunidad El Palmito.

Socorristas de la Cruz Roja y paramédicos del mencionado municipio, arribaron al lugar donde atendieron a los heridos, mientras que en el lugar quedó un hombre sin vida.

El ejecutado fue identificado por sus familiares como Modesto González Mayo, de 22 años de edad, quien habitaba en el ejido San Lorenzo, en Cadereyta, el cual presentaba varios impactos de arma de fuego.

Mientras que Daniel González Rubio, de 26 años de edad, presentaba un disparo de arma de fuego a la altura del abdomen.

Asimismo Abelardo Medina Villanueva, de 61 años de edad, fue víctima de dos balazos, uno de ellos en el tórax y el otro en el pie derecho, los dos fueron llevados al Hospital de Zona número 21 del Seguro Social.

Según las primeras investigaciones del caso, la tarde de ayer llegaron dos sujetos a bordo de una motocicleta kurazai color negra, uno de ellos con arma de fuego.

La fuente dijo, que uno de los delincuentes se acercó hasta donde se encontraba Daniel, a un lado de un vehículo Sentra en color rojo.

De manera repentina le dijo “Que bonito carro”, momentos después le disparó en varias ocasiones, para luego entrar al negocio de compra y venta de chatarra.

El pistolero atacó a balazos a Medina Villanueva, lo que aprovechó  Modesto para correr y tratar de ponerse a salvo.

El presunto criminal fue tras Modesto, a quien le dio alcance y le disparó hasta dejarlo sin vida.

Agentes de la Policía Ministerial, Fuerza Civil y militares acudieron al lugar de los hechos e iniciaron las investigaciones del caso.

Elementos del departamento de servicios periciales arribó a la escena del crimen, donde recogió las evidencias, lograron hallar por lo menos ocho casquillos calibre 9 milímetros.

Hasta el momento la autoridad no había establecido el móvil del crimen, pero según se dijo todo apuntaba al cobro de piso.

// El Porvenir