La Carpeta:
1 de 10
 
Un comando armado ingresó a una domicilio de la colonia El Pozo en Guadalupe, donde ejecutó de varios balazos a un presunto distribuidor de droga. Las autoridades mencionaron que al momento de los hechos, la víctima era acompañado por su familia, quienes afortunadamente no fueron heridos.
Staff
diciembre 22, 2017, 7:26 am

Un comando armado ingresó a una domicilio de la colonia El Pozo en Guadalupe, donde ejecutó de varios balazos a un presunto distribuidor de droga.

Las autoridades mencionaron que al momento de los hechos, la víctima era acompañado por su familia, quienes afortunadamente no fueron heridos.

La Procuraduría de Justicia del Estado, informó que posiblemente, el crimen fue cometido por que el ahora occiso se quedó con un cargamento de droga.

Los trágicos hechos se reportaron a las 8:00 horas de este jueves, en un domicilio ubicado en la calle Cerezo 668 de la colonia La Huerta, conocida como El Pozo.

Hasta el momento el ahora occiso fue identificado como Uriel, de 20 años de edad.

Según los primeros informes, fueron tres sujetos armados, quienes ingresaron al domicilio de dos pisos.

Primeros sometieron a los padres del ahora occiso, para posteriormente, subir a una recamara ubicada en el segundo piso.

En ese momento el presunto distribuidor estaba dormido junto a su pareja sentimental, descansando.

Los pistoleros, ataron a ambos afectados con cinchos.

Mencionaron que al hombre se lo llevaron a otra recámara, donde fue sometido a torturas, exigiéndole el dinero de una cargamento de droga que le dieron para que la distribuyera.

Tras varios minutos, y al ver que no regresaba la droga o el pago, decidieron acribillarlo de varios balazos.

Después de gritos los delincuentes salieron a toda prisa del domicilio para darse a la fuga. Cuando los familiares ingresaron al cuarto donde se encontraba el joven en medio de un charco de sangre.

Los hechos ocasionaron la movilización de unidades de la Cruz Verde de Guadalupe, pero cuando revisaron el cuerpo ya no presentaba signos de vida.

Al lugar acudieron elementos de la policía municipal, la Agencia Estatal de Investigaciones y peritos de la Procuraduría de Justicia.

Posteriormente, el cuerpo fue llevado al anfiteatro del Hospital Universitario, para realizar la autopsia de ley.

// El Porvenir