La Carpeta:
1 de 10
 
El propietario de un negocio de compra-venta de chatarra ubicado en Apodaca, fue ejecutado de varios balazos por un solitario pistolero, quien ingresó a su negocio para dispararle en varias ocasiones.
Staff
marzo 9, 2018, 9:01 am

El propietario de un negocio de compra-venta de chatarra ubicado en Apodaca, fue ejecutado de varios balazos por un solitario pistolero, quien ingresó a su negocio para dispararle en varias ocasiones.

Al momento de los hechos, la víctima estaba consumiendo sus sagrados alimentos, por lo que quedó a un lado de la mesa con un taco en su mano derecha.

Hasta el momento se desconoce el móvil del crimen, ya que pudo ser un ataque de la delincuencia organizada o una venganza personal, incluso un intento de asalto.

Los hechos se reportaron alrededor de las 12:50 horas de ayer, en Río Yaqui y Río Balsas, en la Colonia Pueblo Nuevo.

Las autoridades no revelaron la identidad del comerciante, quien contaba con 45 años de edad; y radicaba en el segundo piso de su domicilio.

Según los informes de las autoridades, el ahora occiso estaba acompañado de su esposa, pues estaban almorzando.

Mencionaron que en la planta baja de la vivienda tienen un negocio de compra venta de chatarra, plástico y cartón.

El cual tienen trabajándolo desde hace diez años, cuando la víctima decidió emprender su propio negocio.

Desafortunadamente con la llegada de los grupos delictivos, comenzó a bajar las ventas pues estos pedían el llamado “pago de piso”.

El comerciante además tenía que pagar una cooperación a los policías de Apodaca, para que le dieran vueltas al negocio.

Más los asaltos eran constantes contra los comerciantes de esta localidad.

A pesar de todo, el comerciante insistió en continuar trabajando.

Desafortunadamente, el día de ayer un delincuente ingresó a su negocio y le disparó en varias ocasiones.

La esposa del comerciante fue quien reportó la agresión a balazos, pero cuando llegaron los elementos de Protección Civil, el hombre ya había muerto.

Los hechos ocasionaron la movilización de unidades de la Agencia Estatal de Investigaciones y Seguridad Pública, pero hasta el momento no cuentan con pistas para dar con el asesino.

// El Porvenir