La Carpeta:
1 de 10
 
Un hombre murió al recibir varios impactos de arma de fuego, cuando dos pistoleros le aplicaron la llamada Ley Fuga, al darle cinco segundos para correr en el municipio de Escobedo.
Staff
noviembre 8, 2018, 6:09 am

Un hombre murió al recibir varios impactos de arma de fuego, cuando dos pistoleros le aplicaron la llamada Ley Fuga, al darle cinco segundos para correr en el municipio de Escobedo.

Los hechos se registraron frente a la familia de la víctima, quienes impotentes, vieron como los sicarios ejecutaban a su pariente.

La Fiscalía General de Justicia del Estado, informó que los hechos se registraron a las 00:20 horas del miércoles, en el cruce de las calles Paseo de las Aves y Palomas en la colonia Privadas Camino Real segundo sector.

La víctima mortal fue identificada como Santos Salvador Gallegos Villarreal, de 23 años, quien tenía su domicilio en este mismo sector.

Según los informes recabados por las autoridades, el afectado estaba conviviendo con su familia en una casa ubicada sobre la calle Paseo de las Aves.

En ese momento se detuvo un automóvil tipo ecotaxi, Nissan, pintado amarillo con blanco, donde descendieron dos personas del sexo masculino y una edad aproximada a los 35 años de edad.

Explicaron que uno de los pistoleros, le dijo que corriera si quería salvar su vida.

Al parecer el ahora occiso, ya sabía que lo estaban buscando, posiblemente, por la venta de droga.

Gallegos Villarreal, comenzó a correr, pero solo alcanzó a avanzar unos 10 metros, cuando una ráfaga de metralleta, impactó su cuerpo.

Luego de cometer la ejecución, los sujetos emprendieron la huida con rumbo desconocido, a bordo del automóvil sin placas de circulación.

Los hechos ocasionaron la movilización de los puestos de socorro, pero desafortunadamente, el hombre ya no tenía signos de vida.

Elementos de Seguridad Pública de Escobedo, llegaron al sitio, donde acordonaron la zona del crimen.

Durante la recolección de evidencia, se localizaron 12 casquillos percutidos de armas calibre nueve milímetros.

Por lo menos siete de los balazos hicieron blanco en el cuerpo del joven asesinado.

A pesar de la movilización policíaca, no fue posible dar con el responsable.

// El Porvenir