La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
febrero 22, 2017, 10:41 am

violencia-estadios

Lo sucedido en los estadios de Veracruz y Morelia, inmuebles donde se registró algún tipo de disturbio o violencia el pasado fin de semana, no es algo nuevo en el futbol mexicano. Y es que de enero del 2016 a la fecha, la Liga MX ha presentado incidentes en 55.5% de sus estadios. Los Tiburones Rojos y Monarcas han sido los clubes que en más ocasiones han tenido en sus estadios episodios bochornosos.

El viernes arrancó la jornada siete del Clausura 2017 en Veracruz, lugar en donde se miró a las porras de los Tiburones y los Tigres protagonizando hechos de violencia, mismos que no podían ser detenidos porque no existían elementos de la policía en las gradas, en donde siempre se dividen con granaderos a los fanáticos de un club de los del conjunto contrario.

Además, cuando jugadores y cuerpo técnico de Tigres trataban de calmar a los seguidores de Veracruz que golpeaban a los del cuadro visitante, una botella que se lanzó desde la tribuna le causó una herida leve a Jesús Dueñas, jugador felino que concluyó con sangre en su brazo.

“Es obligación de los clubes afiliados a la FMF mantener el orden y corrección en el estadio donde efectúen sus partidos oficiales o amistosos como local”, determina el artículo 50 del Reglamento de Sanciones de la Liga MX, mismo que obliga a los clubes a “realizar revisiones e inspecciones” para evitar que se introduzcan objetos “que puedan ser usados como proyectiles”. En la riña en las gradas del Pirata Fuente se vio a un aficionado del Veracruz agredir a un seguidor de Tigres con un picahielos.

// El Economista

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web