La Carpeta:
1 de 10
 
La declaración de Lorenzo Córdova mete más ruido en la política de Nuevo León, luego de que el Bronco ya habría "planchado" a los diputados locales mediante, no se sabe, qué oscuras negociaciones para obtener la licencia. Rodríguez Calderón, fiel a sus traiciones a los ciudadanos, sacó al PRIAN del poder en 2015 sólo para devolver poder a la partidocracia en 2017.
Jose Jaime Ruiz
diciembre 13, 2017, 7:58 am

Leemos hoy en Excélsior: "El consejero presidente Lorenzo Córdova explica que si el gobernador de Nuevo León deja su cargo, la ley local estipula que se tendrían que organizar comicios".

Leemos hoy en El Norte: "Ante lo inédito de la situación y diferentes interpretaciones legales que hay en torno a si el Gobernador Jaime Rodríguez debe pedir licencia o separarse definitivamente del cargo para ir por la Presidencia, el INE abrió ayer la puerta a una posible elección extraordinaria en Nuevo León el próximo 1 de julio".

Para los editores del rotativo de la calle Washington la declaración de Lorenzo Córdova es ambigua, para el periódico de la CDMX, no.

¿Qué dijo Lorenzo?

"Si se concreta la aspiración presidencial de un gobernador, la de Nuevo León, de acuerdo con la Constitución local, estamos en un periodo de tiempo en la cual la elección tendría que realizarse y no existiría la hipótesis de la designación de un sustituto para ese cargo. Sé que eso no forma parte de lo que se les había comentado”.

Mario Alberto Garza, titular de la Comisión Estatal Electoral, dijo que sí existe la posibilidad de una elección extraordinaria en el Estado, pero eso dependerá de qué solicite Rodríguez y qué le apruebe el Congreso.

"El INE está previendo esa situación para efecto de tener esa posibilidad latente prevista en la operatividad electoral que se está manejando. Es una posibilidad que puede acontecer. Es una situación que no depende (ni) de la Comisión ni del INE. Esa declaratoria de elección extraordinaria la emite el Congreso y depende de qué pide el Gobernador: si licencia o renuncia".

Pues Jaime Rodríguez Calderón pedirá licencia y el Congreso de Nuevo León la aprobaría, según la nota de El Norte:

"De acuerdo con la Constitución local, el Congreso sólo le puede autorizar al Gobernador licencia por un máximo de seis meses y, en caso de renuncia, debe calificar que la causa de ésta sea justificada.

"Si la ausencia definitiva del Ejecutivo se da dentro de los tres primeros años de su gestión, el Congreso nombrará un interino y lanzará la convocatoria para la elección extraordinaria procurando que coincida con aquella en que deban tener verificativo las de Diputados locales.

"Por la mañana, previo a la declaración de Córdova, los líderes de las bancadas del PRI, Marco González; independiente, Eugenio Montiel; del PT, Sergio Arellano; del PVEM, Felipe Hernández, y de Nueva Alianza, Rubén González Cabrieles, dijeron que sí le darían licencia.

"Para eso basta el voto a favor de 22 de los 42 legisladores locales, y esas bancadas suman 24, por lo que Rodríguez tendría vía libre para irse".

La declaración de Lorenzo Córdova mete más ruido en la política de Nuevo León, luego de que el Bronco ya habría "planchado" a los diputados locales mediante, no se sabe, qué oscuras negociaciones para obtener la licencia. Rodríguez Calderón, fiel a sus traiciones a los ciudadanos, sacó al PRIAN del poder en 2015 sólo para devolver poder  a la partidocracia en 2017. Ese es su estilo, la traición a los ciudadanos.

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web