La Carpeta:
1 de 10
 
El ajedrecista procede mediante el conocimiento, la experiencia y la creatividad. A más conocimientos mayor fuerza de juego. Conocer es saber por el ejercicio de las facultades intelectuales la naturaleza, las cualidades y las relaciones de las cosas.
Staff
junio 17, 2012, 9:11 am
Bizarro ajedrez

Javier Vargas

EL UNIVERSAL

El ajedrecista procede mediante el conocimiento, la experiencia y la creatividad. A más conocimientos mayor fuerza de juego. Conocer es saber por el ejercicio de las facultades intelectuales la naturaleza, las cualidades y las relaciones de las cosas.

El poeta alemán Johann Hölderlin (1770-1843), dijo que el conocimiento es una flama celeste, y al referirse al ser humano que entiende, afirmó: “Y por eso se le ha dado el albedrío y un poder superior para ordenar y realizar lo semejante a los dioses y se le ha dado el más peligroso de los bienes, el lenguaje, para que con él cree y destruya, se hunda y regrese a lo eternamente vivo…”

Saber algo es entenderlo, lo que implica remontarse a sus causas, a su sentido y, según Roque Barcia, “a ese algo oculto, de donde proceden los fenómenos sensibles, como la luz procede del astro, como la claridad procede de la luz!”.

Entender es tener una idea clara de las cosas. En ajedrez, el entendimiento es el que relaciona datos, sintetiza y aplica reglas. Según el filósofo Emanuel Kant, “El entendimiento es una cualidad de las reglas… pone en relación las intuiciones y lleva a cabo las síntesis, sin las cuales no puede haber enunciados necesarios y universales.” Por eso el escritor argentino Jorge Luis Borges, en “El Aleph”, exclama: “Oh dicha de entender, mayor que la de imaginar o de sentir.”

En el juego ciencia, el conocimiento de la técnica y de la teoría es indispensable, pero más importante es saber crear, intuir e imaginar los caminos que llevan a la victoria. Según el francés Joseph Joubert (1754-1824) “aquel que tiene imaginación, pero carece de conocimientos, tiene alas, pero no tiene pies”. Por su parte, el profesor mexicano Luis Villoro, en su ensayo, Creer, saber, conocer, dice: “El conocimiento no es un fin en sí mismo. Responde a la necesidad de hacer eficaz nuestra acción en el mundo y darle sentido. Su logro es una meta regulativa en la realización y el perfeccionamiento de todo hombre y de la especie”. Sin embargo, para que no perdamos la humildad, el escritor checo Frank Kafka (1883- 1924) concluyó: “Todo el conocimiento, la totalidad de las respuestas y de las preguntas se encuentran en el perro”.

Torneo interbancario

Este sábado culminó el tradicional Torneo de ajedrez interbancario. En la categoría A, el primer lugar fue para Miguel Ángel Rodríguez, de Bancomer. En la segunda posición quedó Héctor Iván Pérez, de Banamex, y tercero, Arsenio Casas, de Nafinsa.

Partida. Las negras aprovechan las imprecisiones del rival, invaden el bunker del monarca, amenazan con capturar la dama, suman fuerzas y se imponen.

Blancas: Jaime Flores (Nafinsa)

Negras: Héctor Iván Pérez (Banamex)

México DF, junio de 2012

Apertura italiana

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ac4 Cf6 4.d3 d5 5.exd5 Cxd5 6.0-0 Ac5 7.Te1 0-0 8.Cxe5 Dh4 9.Cf3 Dxf2+ 10.Rh1 Cf6 11.Te2 Cg4 12.c3 Ae6 13.Ab3 Axb3 14.axb3 Tae8 15.Tc2 Cce5 16.Cd4 Cxd3 17.Ad2 Ce1, rinden blancas.