La Carpeta:
1 de 10
 
Con el escenario político de “El Bronco” hundiéndose bajo sus pies, un congreso local 100% opositor sin ningún diputado independiente, diluyéndose el apoyo de poderosos grupos empresariales nuevoleoneses, la desaprobación de más del 60 por ciento de la población que ve cómo se le escapa de las manos el control de la seguridad, el repudio por embarcarse en una aventura fallida de buscar la presidencia, y las rabietas contra AMLO ya siendo presidente…
Staff
septiembre 6, 2018, 3:39 pm

POR DESIDERIO MORALES

La crónica es de Enrique Quintana, en El Financiero, donde relata que en la comida anual de la revista Líderes, con motivo de la edición sobre “Los 300” más influyentes de México, hablaron Poncho Romo, Olga Sánchez e Ildefonso Guajardo, quienes se sentaron en la misma mesa.

Cito:

“Romo comenzó reconociendo el trabajo de Ildefonso en la renegociación del TLCAN. Y luego refirió la existencia de los diversos “Méxicos”, que pudo conocer en las giras con AMLO y llamó a los líderes reunidos a respaldar los proyectos del nuevo gobierno.

“La próxima secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, también refirió en su discurso el buen trabajo realizado por Guajardo en la renegociación del TLCAN. Y luego hizo una muy intensa defensa de la participación de la mujer.

“Y al final tocó el turno a Guajardo

“Sin embargo, las palmas del evento fueron para el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo”, quien explicó los pormenores de la negociación del acuerdo bilateral con los Estados Unidos.

Y al final, dice Quintana:

“El comentario en pasillos era unánime. No es posible que Guajardo no vaya a continuar en la vida pública del país después del 1 de diciembre.

“¿Será que el presidente electo y otras fuerzas se movilicen para encontrarle espacio? ¿Será que Nuevo León pueda ser la opción?” (énfasis mío)

Lo dicho.

Con el escenario político de “El Bronco” hundiéndose bajo sus pies, un congreso local 100% opositor sin ningún diputado independiente, diluyéndose el apoyo de poderosos grupos empresariales nuevoleoneses, la desaprobación de más del 60 por ciento de la población que ve cómo se le escapa de las manos el control de la seguridad, el repudio por embarcarse en una aventura fallida de buscar la presidencia, y las rabietas contra AMLO ya siendo presidente…

..Con todo eso, le digo, están a todo lo que da lo rumores de que el Congreso de Nuevo León podría desaforarlo al cumplir tres años de gobierno en un mes más, sustituyéndolo por Poncho cuyos bonos están en su punto más alto.

Si hicieran esto, se apuesta doble contra sencillo a que ni Peña ni AMLO -ambos con simpatías con Ildefonso- meterían las manos por él.

Para colmo, pareciera que AMLO lo mandó con cajas destempladas en su vista esta semana a Monterrey, donde sí se dio tiempo para una reunión con empresarios, y apenas le concedió cinco minutos al Bronco, en un Starbucks, en el aeropuerto de Monterrey, a la vista de los reporteros.

La “Cumbre” del Starbucks podría ser el principio del fin para El Bronco.