La Carpeta:
1 de 10
 
La ceremonia de entrega de los premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas registró ayer su menor audiencia histórica en la televisión de Estados Unidos, según datos de Nielsen reportados por la cadena ABC de Walt Disney Co, en línea con la reciente baja de eventos similares.
Staff
marzo 6, 2018, 7:03 am

La ceremonia de entrega de los premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas registró ayer su menor audiencia histórica en la televisión de Estados Unidos, según datos de Nielsen reportados por la cadena ABC de Walt Disney Co, en línea con la reciente baja de eventos similares.

Las transmisiones en vivo por televisión siguen siendo relativamente atractivas para los anunciantes, debido a que los espectadores no pueden saltar los avisos comerciales, lo que ha llevado a un aumento de los precios para la publicidad durante la ceremonia del Oscar a pesar de que los premios registraron en el 2017 su menor audiencia en nueve años.

El programa en vivo de casi cuatro horas de duración promedió un total de 26,5 millones de espectadores, según datos de Nielsen en un comunicado de ABC, una baja frente a los 32,9 millones de 2017 y menos que los 32 millones de 2008, que ahora es el segundo año de menor audiencia.

Las cifras no incluyen la audiencia a través de medios digitales y por móviles.

Los anunciantes prefieren de las audiencias de programas en vivo, porque es más probable que vean la publicidad que quienes siguen eventos y programas grabados, lo que ha impulsado sus precios a pesar de la disminución del número de espectadores. ABC es dueña de los derechos de transmisión del Oscar hasta 2028.

La edición 90 del Oscar, que se espera sea el evento no deportivo más visto por televisión en el 2018, premió como Mejor Película a la fantasía romántica La Forma del Agua, dirigida por el mexicano Guillermo del Toro.

ABC agotó sus espacios publicitarios para la ceremonia del domingo y cobró un promedio de 2,6 millones de dólares por un aviso de 30 segundos, dijo una persona con conocimiento del tema. La cifra se ubicó por sobre los 1,91 millones de dólares de 2017, según la firma Kantar Media, que agregó que ese año ABC generó 128 millones de dólares por la transmisión.

Los premios Grammy atrajeron a 26,1 millones de espectadores en enero, su menor audiencia desde 2006. El público televisivo del Super Bowl del fUtbol americano, la transmisión más vista del año, disminuyó en un 7 por ciento respecto al año previo a 103,4 millones de personas.

Por otro lado, el Oscar le hizo justicia al mexicano Guillermo del Toro, , pero no al Batman de la televisión, ya que el actor que lo encarnó Adam West, fue olvidado por completo en la parte de In memoriam, dedicada a las celebridades de la industria que fallecieron el año anterior.

El actor, muerto el 19 de junio de 2017, fue ignorado en el emotivo video que se transmitió mientras Eddie Vedder interpretaba el tema Room at the Top, del también difunto rockero estadunidense Tom Petty.

El actor californiano fallecido a los 88 años no fue incluido en el segmento, pese a ser famoso por su memorable caracterización de Bruce Wayne y su alter ego Batman en la serie de televisión transmitda de 1966 a 1968.

Tobe Hooper, director de La matanza de Texas (The Texas Chain Saw Massacre) y Juegos Diabólicos (Poltergeist), tampoco apareció, aunque sí utilizaron sus imágenes para otro de los videos de la gala.

Tampoco se incluyeron a John Mahoney ni al director de Alfie y de tres emblemáticas cintas de James Bond, el británico Lewis Gilbert, así como tampoco al actor francés Jean Rochefort y la actriz Peggy Cummins.

Festeja, le roban su Oscar y lo recupera

La actriz Frances McDormand pasó en cuestión de horas de subir al escenario del Teatro Dolby de Los Ángeles para recoger su premio Oscar a la mejor actriz principal -y para lanzar de paso el discurso más reivindicativo de la noche- a sufrir la pérdida de la estatuilla durante su presencia en una de las fiestas posteriores a la gran noche de la industria de Hollywood: una sucesión de intensas emociones que, afortunadamente, desembocaron en un profundo alivio cuando la intérprete recuperó finalmente tan preciado galardón.

Como informa el diario estadounidense USA Today, la protagonista de la aclamada 'Three Billboards Outside Ebbing, Missouri' se encontraba disfrutando de la recepción conocida como Governors Awards Ball -una de las muchas fiestas que se celebran en la meca del cine tras el fin de la ceremonia- cuando decidió dejar el premio en una mesa durante unos segundos, un breve período de tiempo que, sin embargo, resultó más que suficiente para que un ladrón pudiera tomar el Oscar y salir corriendo hacia la puerta con el fin de abandonar la escena del crimen.

Según varios testigos, tan pronto como se percató de que el premio había desaparecido, a la oscarizada artista la invadió un profundo nerviosismo que no hizo sino aumentar a medida que pasaban los minutos y la búsqueda se demostraba infructuosa, hasta el punto de que decidió abandonar el lugar desconsolada y con lágrimas en los ojos de la mano de su marido Joel Coen.

Pero cuando parecía que una noche tan especial para la actriz se había convertido de forma irremediable en la peor de sus pesadillas, los miembros del equipo de seguridad encargados de investigar el paradero de la estatuilla consiguieron recuperarla sin mayores consecuencias y no tardaron en devolvérsela a su legítima dueña.

"Fran y Oscar ya están felizmente reunidos y están disfrutando juntos de una hamburguesa", es el escueto comunicado que emitió posteriormente el representante de Frances, Simon Halls, para tranquilizar a todos aquellos que habían vivido el incidente en primera persona y, también, a los internautas que ya se habían enterado de la noticia a través de los mensajes de Twitter con los que una corresponsal del New York Times cubría la noticia en tiempo real.

Responden Gael y Natalia a críticas por su actuación

Los ojos de muchos mexicanos estuvieron puestos en la entrega número 90 del Oscar, pues tanto las nominaciones de Guillermo del Toro, así como la esperada actuación de Natalia Lafourcade y Gael García generaron expectativa.

A decir verdad, la forma en que el actor mexicano cantó el tema ‘Recuérdame’, de ‘Coco’, dividió opiniones en redes sociales al momento, comentarios a los que Gael había hecho caso omiso el momento en que un usuario le escribió: “Todos los mexicanos a celebrar cantando los dos Oscar… tú descansa Gael, fue un día muy pesado”, decía el tuit.

Al momento, Gael le respondió así: “Tú vete a dormir, que yo estoy feliz e invitado a las fiestas”, agregando un emoji de carita feliz a su post. Luego, Eiza González mostró su apoyo a su compatriota y también respondió: “Mil y un billón por ciento. Lo hicieron increíble tú Natalia y Miguel”, escribió Eiza.

Por su parte, y a raíz de los memes y comentarios sobre la participación de Gael y Natalia, la cantante fue enrevistada recientemente y aseguró que le dieron mucha risa los memes que habían surgido respecto del momento. "Qué chistoso eso, nos reíamos muchísimo de eso y aparte yo decía ya no me siento más vacía porque llegó Gael García a mi vida”, dijo, para después expresar fuera de broma lo increíble que es que los sueños se cumplan.

"los sueños se cumplen y cuando uno menos lo espera, pero que trabajaste y que hice las cosas con mucho amor y con mucha honestidad y tratando de hacerlo de la mejor manera posible, pienso que ya cuando sueltas en la vida de repente pasan esas cosas, o sea sorpresas de la vida muy bonitas que te llenan del calor el corazón”, concluyó la cantante de 34 años de edad.

Eiza También responde

La actriz Eiza González apareció el domingo en la ceremonia del Oscar para presentar dos categorías.

Para la cita eligió un vestido amarillo de la marca Ralph Lauren que fue ampliamente comentado. Memes de Eiza con escudos o algunas marcas circularon en Twitter y Facebook.

Hace un par de horas, Eiza respondió a los comentarios que se han hecho sobre ella y escribió en su cuenta de Twitter:

"Oigan. Yo estoy muy orgullosa de ser una mujer 100% Mexicana ahí anoche, ojalá nos apoyáramos un poquito más entre mexicanos. Yo no veo a la gente de otros países siendo atacados por su misma gente. Juntos somos más fuertes. En fin orgullosísima de todos los mexicanos ayer".

Poco después escribió otro mensaje donde expresó: "Amo a México y me dio mucho gusto escuchar a la gente cómo respeta y admira nuestra cultura y nuestro talento, verdaderamente la percepción de México, por lo menos en nuestra industria, es muy positiva y eso me motivó muchísimo, sobre todo en este momento político divisorio".

// El Porvenir / Medios