La Carpeta:
1 de 10
 
Lo peor de nuestro pasado político se ha instaurado y muy pronto veremos en acción las verdaderas intenciones de esta vieja nueva clase de políticos.
Carlos Chavarria
septiembre 5, 2018, 12:02 pm

Mientras la sociedad toda, jóvenes, empresarios, trabajadores de todo tipo, amas de casa, y muchos buenos servidores públicos le sacan el mayor jugo posible a las circunstancias, luchando todos los días por ser mejores, para sacar adelante sueños y anhelos, observamos con impaciente rabia cómo los actores de la política permanecen dentro del sistema de gobierno sin hacer nada y nada más explotando su cuota de poder.

Las redes sociales y los medios de  comunicación dan cotidiana cuenta de ambas cosas. Por una parte, una sociedad pujante y, por la otra, una partida de individuos que denigran la política con sus malhadadas ocurrencias, sus actitudes displicentes, la notoria incompetencia que los caracteriza y su evidente desprecio por la comunidad y sus problemas.

Acaba de iniciar sus trabajos la legislatura que habremos de sufrir y que será la comparsa para un presidente que tendrá todo el poder para hacer y deshacer a su antojo, usando a un gabinete variopinto y servil a su entera disposición.

Nada es rescatable de tan solemne evento excepto que el primer presidente del Congreso será Muñoz Ledo, un dinosaurio priista en toda la forma, que nada nuevo y serio aportará al debate de la ideas, por más poses flemáticas que finja cuando habla aún afectado por tanto alcohol que su cuerpo no puede eliminar.

Lo que caracteriza a esta legislatura es la inexperiencia de tal suerte que nuestro destino estará en las manos de los 10 ó 20 diputados de siempre que llegan por la vía plurinominal y que dictaran la línea a los demás ciudadanos bisoños que solo verán pasar las bolas.

En todos los discursos se denota el oportunismo revanchista de siempre, como si fueran consejales de rancho, los diputadetes se atacaron desde todos los ángulos y ya empiezan  a elucubrar alianzas como lo desea el honestísimo izquierdista Bejarano “para cumplir a  cabalidad la agenda progresista”, y el tipo se la cree que es progresista.

El eterno líder del Movimiento Ciudadano, exgobernador priista y que estuvo en la cárcel, Dante Delgado, exigió que MORENA cumpla sus promesas como reducir el precio de las gasolinas, so pena de traicionar a los ciudadanos. De nuevo ja ja ja.

En un apasionado discurso el líder de la fracción de Morena, Mario Delgado habló de un país en ruinas que le heredaba el PRI y por supuesto que ellos sí sabrán cómo devolverlo a la senda del progreso en todos los órdenes. Poco le durará la miel de sus palabras y el dulce momento cuando se enfrenten a la cruda realidad.

A nivel local padecemos a un gobernador que es diáfano ejemplo de lo que no debe hacerse, sobre todo burlarse de la ciudadanía con lo que él piensa que son graciosismos, explicatorios, oportunos, pero que en verdad solo delatan su ignorancia e ineptitud.

Por su parte, el Congreso local nunca había sido tan mediocre e integrado  a fuerza de tantas malas mañas.

Lo peor de nuestro pasado político se ha instaurado y muy pronto veremos en acción las verdaderas intenciones de esta vieja nueva clase de políticos.

No debemos olvidar que los ahora líderes del país provienen de la época cuando todo era al revés de lo que ofrecían y Muñoz Ledo ofreció que ellos si estarían presentes en el Informe de Peña Nieto porque, y cito : “..no trastornaremos la continuidad constitucional del país”. Fin de la cita.